fbpx

Política y religión: lo que dejó la reunión entre Biden y el Papa Francisco

En un encuentro cargado de simbolismo, ambos mandatarios afianzaron lazos como los católicos más poderosos del mundo. ¿Qué conclusiones se pudieron sacar de la reunión entre Biden y el Papa Francisco?.

Presidente de Estados Unidos, Joe Biden y el Papa Francisco

La visión religiosa tanto de Biden como de Francisco cuenta con varias similitudes en comparación con la de otros papas y obispos, los cuales han dejado en claro una posición más conservadora al respecto. Foto: TW-POTUS

LatinAmerican Post | Yolanda González Madrid

Escucha este artículo


Read in english: Politics And Religion: What The Meeting Between Biden And Pope Francis Left

Según portavoces del Vaticano, el Papa Francisco nunca antes se había visto tan alegre y animado durante una reunión con un presidente de los Estados Unidos. De hecho, los 30 minutos que estuvo en su momento con Donald Trump, o los 50 junto a Barack Obama, quedaron cortos cuando el sumo pontífice se reunió por más de una hora con Joe Biden, un mandatario que resalta por su inquebrantable fe en el catolicismo y con el cual guarda una relación personal.

También te puede interesar: Opinión: la plataforma de Donald Trump amenaza la sociedad como la conocemos

El camino tanto político como personal de Biden siempre ha estado marcado por la religión, característica que lo convierte en uno de los presidentes más religiosos de las últimas décadas en Estados Unidos. Justamente, ese fue un de los detalles que lo llevó a ganar las elecciones contra Donald Trump, pero si hay algo que lo diferencia al resto en ese ámbito es su posición liberal sobre el catolicismo. Pese a los constantes ataques que ha recibido por eso, el mandatario hizo posible una importante alianza con el Papa, quien lo ha catalogado como «un buen católico».

En ese sentido, la visión religiosa tanto de Biden como de Francisco cuenta con varias similitudes en comparación con la de otros Papas y obispos, los cuales han dejado en claro una posición más conservadora al respecto. Ciertamente, ambos autoridades respaldan los principios elementales del catolicismo, pero con la única diferencia que buscan adaptarlas a las exigencias de los nuevos tiempos para que así logre evolucionar.

Durante el encuentro previo a la reunión de jefes de Estado y de Gobierno G-20, Biden y el Papa tocaron varios puntos que tienen en común en sus agendas. Muchos saben que el papa se ha mantenido al frente en la lucha contra la crisis climática, así como también en defensa de los pobres y de aquellos que sufren conflictos sociales, labores que ha sabido reconocer y compartir el mandatario estadounidense. Incluso, el activismo de ambos para que finalice la pandemia con la distribución de vacuna y para una recuperación económica global equitativa, los ha colocado en una cruzada política-espiritual.

El dilema del aborto

Si bien Biden aseguró a los medios que en la reunión no hablaron sobre su postura acerca del derecho del aborto, vale mencionar que la visita del presidente al Vaticano tiene lugar en medio de las críticas que ha recibido de los sectores más conservadores de la Iglesia Católica estadounidense sobre el tema. Y es que lo que supondría una diferencia con el Papa ha resultado ser, de hecho, un punto de encuentro para afianzar sus vínculos.

«A veces los obispos no se comportan como pastores, sino que se inclinan a la política. La comunión no es un premio para los perfectos, la comunión es un don, es un regalo. Ya basta de excomuniones». - Papa Francisco

Recordemos que el Papa ha mantenido una firme oposición al aborto, describiéndolo incluso como un "homicidio". Sin embargo, donde ha evitado adoptar una postura sólida es sobre la idea de negar la comunión a los políticos que apoyan ese derecho, situación que viene protagonizando Biden. Ante esto, el papa manifestó en su momento su disconformidad con los obispos estadounidenses, asegurando que la política no debería influir en ese tipo de decisiones y que la iglesia debe asumir una postura "pastoral". "¿Qué debe hacer el pastor? Ser pastor, no condenar. Sé un pastor, porque es un pastor también para los excomulgados", dijo el sumo pontífice, según recoge Vatican News.

Lo cierto del caso es que Biden se mantiene navegando entre los delicados mares de la política y la religión al ser un demócrata católico que no solo apoya el aborto, sino también el matrimonio igualitario. Sus convicciones lo han puesto en contra de los líderes religiosos más conservadores, los cuales buscan aplicarle una posible reprimenda pública. El detalle pasa en que cualquier declaración oficial sobre el asunto debería ser aprobada por el Vaticano, y, como ya sabemos, la visión liberal del Papa será la última palabra.

Unidos para intentar cambiar la visión católica

El encuentro entre Biden y el papa Francisco mostró una evidente sintonía entre dos de los líderes globales del mundo postcoronavirus. Más allá de estar de acuerdo respecto a la protección del medio ambiente o de combatir la injusticia racial y social, ambas figuras también se encuentran asediados y luchando contra distintos tipos de ideólogos, sobre todo de los ultraconservadores. Su alianza está comenzando a ser vista como una nueva oportunidad para formar esa fraternidad universal que tanto se desea por estos tiempos.

En resumidas cuentas, la visión que tienen ambos personajes nos invita a pensar que estamos a las puertas de una nueva manera de ver, sentir y vivir el catolicismo.