fbpx

Cuida de tu salud mental en las reuniones familiares navideñas

Las reuniones familiares navideñas pueden ser una fuente de estrés y frustración muy grande. Acá te damos algunos consejos para que sigas a la hora de compartir con tus seres queridos en estas fiestas.

Familia preparando la cena de navidad

Te damos algunos consejos que puedes tener en cuenta a la hora de reunirte esta Navidad con tu familia. Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Escucha este artículo


Read in english: Take Care of your Mental Health at Christmas Family Reunions

Normalmente relacionamos la Navidad con una época de unión familiar y de paz y amor. Pero esta asociación no es del todo cierta y está atada a una estrategia de mercadeo que se ha utilizado por décadas para poder promocionar productos y servicios. Por el contrario, esta época puede llegar a suponer frustración porque, como todos los vínculos, la relación familiar es compleja y pueden haber roces, por lo que las reuniones familiares navideñas pueden ser el epicentro de dichos problemas. Como resultado, nuestra salud mental puede verse afectada, por lo que es importante tener herramientas a la mano para cuidar de ella. 

A continuación te damos algunos consejos que puedes tener en cuenta a la hora de reunirte esta Navidad con tu familia.

No idealices la época

No está mal tener expectativas, pero es mejor mantenerlas bajas. Si bien nos han vendido la Navidad como la temporada más bella del año, lo cierto es que es como cualquier otra temporada y unos cuantos días no cambian a las personas, sus gustos, sus opiniones, ni sus dificultades. Entender que la época es motivo para reunirse y compartir no significa suponer que los problemas se solucionarán o que no habrán discusiones. Permítete disfrutar de la compañía de tus parientes sin cargarte con que ellos deben cumplir ciertas expectativas tuyas, así como tú no debes cumplir las expectativas de ellos. 

Lee también: ¡No es el apocalipsis! Tips para evitar que el doomsurfing afecte nuestra salud

Evita el alcohol en exceso

Para nadie es un secreto que el alcohol puede sacar lo peor de una persona. Puede que en algunos casos solo nos encontremos con alguien muy amoroso que quiera abrazar a todo el mundo y expresarle su amor. Pero, en muchas ocasiones suceden situaciones problemáticas en las que hay discusiones, peleas, abusos y violencia. Mantener la cabeza fría en esta época es muy importante, por lo que te recomendamos evitar tomar de más. Mantén la calma y quédate pendiente de aquellos que pueden ser más vulnerables a beber mucho alcohol o aquellos que podrían sufrir las consecuencias de que otras beban alcohol.

Son personas, como tú

La frustración que podemos llegar a sentir porque un pariente no opina lo mismo que nosotros o desmerita lo que decimos y hacemos, puede llegar a provocar sensaciones muy difíciles, como la ansiedad. Recordar que ellos también son personas con errores y que han creado su opinión y visión de la vida a partir de las oportunidades que han tenido, es clave para que esa frustración no aumente.

Evita las charlas en las que se ponga sobre la mesa temas políticos o que ya sepas que son polémicos dentro de tu familia. Busca conversaciones en las que se traten temas en los que coinciden, recuerdos familiares que sepas que no serían motivos de discusión. La empatía siempre será clave para poder lidiar con este tipo de situaciones. 

Tu salud mental es primero

Si has pasado momentos muy difíciles con tu familia y temes que esta época se torne agresiva y te genere intranquilidad en cuanto a tu salud mental, plantéate la opción de no celebrar la navidad con ellos. Puede ser una alternativa fuerte y generar conmoción en tu familia, pero tu salud mental está primero. Puedes compartir la fecha con amigos o proponer hacer eventos más pequeños a los que no asistan las personas con quienes tienes más roces. Háblalo previamente con tu familia y expón tu situación de manera tranquila y sin hacerlos sentir culpables.