fbpx

Ella es Susana Muhamad, la nueva ministra de Medioambiente de Colombia

La actual concejal de Bogotá fue escogida por el presidente electo, Gustavo Petro, para llevar las banderas medioambientales de su gobierno, centrando su atención en temas como el fracking, la minería y los conflictos socioambientales de ese país.

susana muhammad

Foto: TW-susanamuhamad

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez

Escucha este artículo


Read in english: This is Susana Muhamad, the New Minister of the Environment of Colombia

“La médica antioqueña Carolina Corcho será ministra de salud; la actual concejal de Bogotá, oriunda de Barranquilla, Susana Muhamad, será ministra de medio ambiente y la economista barranquillera Cecilia López Montaño será ministra de agricultura”, es el mensaje con el que el presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, anunció la inclusión de tres nuevos nombres a su gabinete ministerial en las carteras de Salud, Medio Ambiente y Agricultura; todas ellas con amplia experiencia en cargos administrativos.

Sin embargo, en medio de la coyuntura que vive actualmente Colombia en términos medioambientales, con temas como el fracking, la minería y la extracción de petróleo a la orden del día, es importante prestar suma atención a Susana Muhamad, quien estará a cargo de afrontar los debates y polémicas alrededor de estas tres importantes actividades que impactan el territorio natural colombiano.

¿Quién es Susana Muhamad?

Muhamad es una ambientalista y politóloga graduada en la Universidad de los Andes de Colombia, y cuenta además con una maestría en Gestión y Planeación del Desarrollo Sostenible en la Universidad de Stellenbosch (Sudáfrica).

Según la página oficial del Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS), Muhamad ha puesto su conocimiento al servicio de las comunidades colombianas, siendo parte de “organizaciones de base, comunitarias y rurales”. Además, ha trabajado en temas de “Investigación en Derechos Humanos y Responsabilidad Social Empresarial en países como Colombia, Sudáfrica y Dinamarca”.

No obstante, más allá de su recorrido académico, cabe recordar que esta no será la primera vez que asuma un cargo público en Colombia, ni tampoco la primera oportunidad que tiene en los espacios ejecutivos en ese país.

Gracias a su trabajo con grupos sociales y medioambientales, Muhamad tuvo la oportunidad de trabajar en el pasado con Gustavo Petro, asumiendo el rol de secretaria de Ambiente de Bogotá, durante la Alcaldía del hoy presidente electo entre 2012 y 2015, bajo las banderas de la Bogotá Humana.

En este puesto, que ocupó en dos oportunidades (entre 2012 y 2013 y luego entre 2014 y 2015), logró grandes avances en la transición a un transporte mucho más amigable con el planeta, según detalla el perfil de Muhamad en el sitio web del Concejo de Bogotá. La política se centró en el desarrollo del “Plan de Cambio Climático de la ciudad, la introducción de buses híbridos, la licitación para reemplazar buses de Transmilenio por buses eléctricos, la introducción del piloto de taxis eléctricos, la profundización de la Política de protección de humedales, la creación del Fondo para la gestión del Riesgo y Cambio Climático y el Instituto de Gestión del Riesgo y Cambio Climático”, entre otros proyectos relevantes para el medioambiente de la capital colombiana.

Fue también Secretaria General de la Alcaldía Mayor (entre 2013 y 2014), puesto en el que pudo colaborar en la campaña de defensa de Gustavo Petro, quien por entonces había sido destituido de su cargo como primer mandatario de los bogotanos por el exprocurador general de la Nación Alejandro Ordoñez.

Tras finalizar la administración de Petro en 2015, Muhamad decidió centrarse en actividades un poco más proselitistas al interior de la Colombia Humana, en donde ocupó el puesto de vicepresidenta de la Junta de Coordinación Nacional de dicha colectividad. Además, participó en proyectos sociales como Paz a la Calle y la Alianza Colombia Libre de Fracking.

Su último cargo antes de llegar al Ministerio de Ambiente, en donde se posesionará como jefe de esta cartera el próximo 7 de agosto, fue el de concejal de Bogotá, mismo que ejecutó desde el 1 de enero de 2020 tras ser elegida con el aval de la Colombia Humana en las elecciones regionales de 2019.

También puedes leer: Francia Márquez: ¿qué se espera de una vicepresidenta ecofeminista?

¿Qué esperar de Susana Muhamad?

Desde que se anunció su inclusión al gabinete ministerial de Petro, Muhamad ha sido clara en que su bandera al frente del Ministerio de Medio Ambiente será revisar cuáles son los procesos extractivistas que están haciendo escollo en los ecosistemas de Colombia.

“Mi causa es cómo transitamos de una economía y cultura dependiente del petróleo a una economía y cultura que se reconecte de nuevo a los ciclos de la naturaleza para adaptarnos y lograr reducir los efectos de la crisis climática, generando calidad de vida para todos”, dijo.

Por esto, siempre ha sido clara en que, para pasar de una energía dependiente de la extracción de recursos naturales del suelo colombiano a una mucho más limpia, lo primero que hay que hacer es no continuar con prácticas propias de esta realidad como el fracking. “Sí, buscamos el cierre del fracking. Creemos que ir a buscar los últimos remanentes de gas genera más perjuicios que beneficios”, explicó Muhamad en conversación con la emisora Blu Radio, añadiendo también la importancia de alejarse poco a poco de otras actividades perjudiciales para el medioambiente colombiano como la exploración minera y la extracción de gas.

Frente a la minería, manifestó que durante el gobierno de Gustavo Petro tampoco se ejecutarán actividades de este calibre en los páramos del país: “el ecosistema de páramo es lo que genera el 75 por ciento del agua  potable del país. Lo que necesitamos es trabajar con los campesinos que están en páramos, además que llegaron allá desplazados por la violencia histórica de este país. Necesitamos trabajar en los procesos de restauración de cuencas hidrográficas y trabajar a profundidad en el sostenimiento del ecosistema de páramo. Yo sé que en Santurbán hay mineros artesanales, hay que mirar eso con mucho cuidado, pero abrir explotaciones en páramos es absolutamente inconsistente en una lógica de crisis climática”.

Por último, indicó que prestará especial atención a los conflictos socioambientales presentes en el país, ya que son estas realidades las “que ponen en riesgo la vida de los defensores del medioambiente en Colombia”.