fbpx

Pueblos indígenas en aislamiento ¿cuántos hay en el mundo y cuál es su situación?

Con la muerte del llamado Indio del Agujero ha desaparecido una tribu indígena en Brasil. El hombre vivió en aislamiento durante más de 25 años. En el mundo, hay alrededor de 100 pueblos que han decidido mantenerse sin contacto con el resto del mundo

indio del agujero

Foto: Supervivencia.es

LatinAmerican Post | María Fernanda Ramírez Ramos

Escucha este artículo


Read in english: How Many Indigenous Peoples In Isolation Are There In The World?

El pasado 23 de agosto fue encontrado sin vida el cuerpo de un hombre conocido como el Indio del agujero. Se trata de un indígena, habitante de la Amazonía brasilera, en el territorio indígena de Tanaru, que había decidido mantenerse en aislamiento voluntario, tras el asesinato de los demás miembros de su comunidad, una etnia hoy desconocida. El informe entregado por la policía de Brasil señala que la muerte se produjo por causas naturales. Esta persona fue monitoreada y protegida por el Frente de Protección Etnoambiental Guaporé, en coordinación por la Fundación Nacional del Indio de Brasil (FUNAI), por 26 años.

De acuerdo con esta fundación del Gobierno de Brasil, "El término "pueblos indígenas aislados" se refiere específicamente a grupos indígenas sin relaciones permanentes con sociedades nacionales o con interacción poco frecuente, ya sea con no indígenas o con otros pueblos indígenas".  La decisión de estos pueblos por aislarse se puede dar por diferentes motivos. Lo más frecuente se debe a encuentros negativos con el resto de la sociedad que ponen en amenaza su vida y costumbres. Por ejemplo, exposición a enfermedades desconocidas por sus habitantes. 

100 pueblos indígenas en aislamiento en el mundo

Brasil no es el único país que cuenta con tribus en aislamiento. Aunque es cierto que la mayoría de estas se encuentran en Suramérica, también hay otras tantas en Asia. "Hay más de 100 pueblos indígenas no contactados en todo el mundo, desde la Amazonia hasta Indonesia, desde el océano Índico hasta el bosque del Chaco en Paraguay", señala la organización Survival, dedicada a trabajar por la promoción de los derechos de los indígenas. En América Latina estos pueblos se encuentran en Brasil, Bolivia, Ecuador, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú. 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos clasifica en dos grupos a los pueblos indígenas en aislamiento. En primer lugar, están los pueblos indígenas en aislamiento voluntario, se trata de pueblos que no mantienen un contacto sostenido con personas ajenas a su pueblo o personas no indígenas. Puede que en algún momento hayan tenido un contacto intermitente con el resto de la población y después hayan decidido mantenerse aislados. 

Por otra parte, están los pueblos indígenas en contacto inicial, es decir, que mantienen unas relaciones intermitentes o esporádicas con la población no indígena. Puede que hayan pertenecido al primer grupo, pero que, por alguna razón, se hayan visto en la necesidad de mantener mayor contacto con otras poblaciones.  
 

Destrucción del medio ambiente, destrucción de su vida

La situación de estos pueblos no es sencilla. Pese a que los estados deben garantizar su protección, muchos de estos pueblos sufren amenazas constantes, especialmente por quienes desean ocupar sus territorios para conseguir los recursos naturales. A propósito de esto, en 2013, el relator especial de Naciones Unidas para los pueblos indígenas, James Anaya, señalo que: “se debe respetar el principio de no contacto, lo que implica implementar una política pública que proteja sus espacios vitales y les preserve de presiones por parte de empresas extractivas, la tala ilegal de madera, y el asentamiento no autorizado en el área”.

No obstante, desde ese entonces no parece que la situación haya mejorado. Los sistemas judiciales, la noción de "desarrollo" y la forma de organizar las sociedades tienen un origen occidental que estos pueblos desconocen y que no siempre es la más idónea en su contexto. Por esto, es necesario que exista un diálogo intercultural que concilie la justicia indígena con la justicia ordinaria de los Estados y valore su función como protectores de los ecosistemas y repositorios de conocimientos, especialmente en relación con la protección de los territorios.

Te sugerimos leer: Los pueblos indígenas deben ser líderes en la conservación y sostenibilidad

El informe regional de los pueblos indígenas en aislamiento del 2019, realizado por la organización Land is Life en conjunto con otras organizaciones, indica que existen constantes vulneraciones a estos pueblos. La ausencia de los estados y las políticas extractivistas empeoran la situación.  En dicho informe, Victoria Tauli-Corpuz, Relatora Especial sobre los pueblos indígenas de Naciones Unidas, señala que: "Además de la existencia de actividades ilegales en las tierras y territorios de los pueblos indígenas en aislamiento, resulta de especial preocupación que estas intrusiones sean resultado de actividades apoyadas por los Estados mismos. Se siguen concediendo licencias de extracción y planificando la construcción de infraestructuras que afectan directamente sus territorios, medios de vida, salud, patrones de migración y, por consiguiente, a su supervivencia".

La organización Survival denuncia constantemente los ataques de los que muchos de estos pueblos son víctimas. Por lo general, se cometen asesinatos en masa para sacarlos de sus tierras. 

 

Actualmente, una de las situaciones más delicadas se vive en Brasil. El actual presidente del FUNAI, Marcelo Augusto Xavier da Silva, ha sido acusado por tener políticas antiindígenas. Una investigación de Human Right Watch denuncia las atrocidades que está cometiendo el gobierno brasileño. "La administración del presidente Jair Bolsonaro ha socavado la agencia gubernamental encargada de proteger esos derechos, emitió regulaciones que son perjudiciales para los pueblos indígenas y detuvo el reconocimiento de sus tierras tradicionales", indica.

 

No obstante, su situación no es mejor en otros territorios. Paraguay, Venezuela o Perú también tienen pueblos que están siendo amenazados. Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala que: "en el análisis de la situación de derechos humanos de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial, es fundamental tener presente lo devastador que puede resultar para ellos la destrucción de un plantío, la contaminación de un río, la deforestación de un bosque, y otras afectaciones al entorno en el que habitan y del que dependen".