fbpx

¿Por qué debería guardar el cordón umbilical de mi bebé?

La mayoría de veces, se descarta el cordón umbilical después del parto. Los especialistas de salud resaltan la importancia de promover conciencia sobre el almacenamiento de la sangre de cordón, una fuente rica en células madres que se utilizan para el tratamiento efectivo de más de 80 enfermedades.

bebe con su madre

Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | María Fernanda Camisay

Escucha este artículo


Read in english: Why Should I Save my Baby's Umbilical Cord?

Este año se cumple el trigésimo cuarto aniversario desde el primer trasplante de sangre del cordón umbilical realizado a un niño de 5 años, Matthew Farrow, quien padecía una rara forma de anemia y se curó gracias a la donación de su hermana recién nacida.

Tal como Matthew, casos similares se multiplican por miles y, de forma reciente, uno de ellos, volvió a ser noticia: una mujer con VIH sometida a un procedimiento con sangre de cordón, no muestra rastros del virus ni anticuerpos propios de la enfermedad tras varios meses de su intervención. 

Aunque todavía es temprano para hablar de cura, según explican los científicos involucrados en el trasplante, resulta evidente que la sangre remanente de la placenta y el cordón umbilical del bebé tiene un gran potencial terapéutico. No obstante, no se trata de una cura mágica para todo. Por eso es importante conocer cómo funciona el almacenamiento de las células madre del cordón umbilical a profundidad.

Leer también: La lucha contra el VIH SIDA tiene avances, pero también retrocesos y peligros 

Actualmente, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado su uso en casi 80 enfermedades, incluidos el cáncer y trastornos vinculados a la sangre, sistema inmunológico y metabolismo. 

¿Te imaginas tener la solución para algunos de los padecimientos de salud que podría manifestar tu hijo en el futuro? Según los bancos privados de sangre, esto es posible. La preservación de las células del cordón umbilical funciona como una “póliza de seguro” que protege a tu hijo, inclusive a un familiar cercano, de muchas patologías y posibilita combatir contra ellas, si así fuera necesario.

Ciertamente, los beneficios son amplios y prometedores. Es por esto que la comunidad científica de muchos países está comprometida con la investigación de esta fuente biológica tan versátil y libre de problemas éticos. Sin embargo, a la par de la creciente literatura sobre el tema, circulan falsos mitos que confunden y generan incertidumbre sobre la sangre de cordón umbilical. 

A continuación, te compartimos algunas de las dudas más habituales.

¿Qué características tiene la sangre de cordón?

La sangre del cordón tiene una gran cantidad de células madres que se denominan así por su capacidad de convertirse en muchos tipos diferentes de células con funciones especializadas. De allí que cuando estas se dividen, pueden dar lugar a glóbulos rojos, blancos o plaquetas, las cuales resultan imprescindibles para que el bebé crezca y se mantenga saludable en el útero.

De forma similar, los adultos también poseen células madres en algunas partes de su cuerpo, como la médula ósea, que reemplazan las células muertas o regeneran el tejido lesionado, pero son menos abundantes o mucho más difíciles de recolectar.

El trasplante de células madres provenientes de la médula ósea o de la sangre de cordón umbilical constituye una parte del tratamiento de numerosas enfermedades. 

Si bien ambas comparten cualidades terapéuticas, se ha demostrado que las células extraídas del cordón umbilical tienen la ventaja adicional de que no requieren una compatibilidad estrecha donante-receptor, permitiendo que un mayor número de personas resulten beneficiadas con la terapia. A la vez que estas células madres son más seguras porque la probabilidad de rechazo o de infección viral es menos frecuente que otras fuentes de células madres adultas.

¿Qué enfermedades pueden ser tratadas con la sangre de cordón?

Hoy por hoy, el uso terapéutico de la sangre de cordón se restringe a patologías relacionadas con la sangre como anemias, linfomas, leucemia, algunas inmunodeficiencias y trastornos metabólicos. Paralelamente, se encuentran en curso docenas de líneas de investigación orientadas a ampliar el horizonte de este tratamiento.

¿La recolección de sangre de cordón puede dañar al bebé o a la madre?

El proceso de extracción de la sangre del cordón umbilical no duele ni representa un riesgo para el bebé o la madre. Se recolecta de la placenta y el cordón umbilical, una vez que el bebé ha nacido y se ha cortado el cordón. En ningún momento, se obtiene sangre directamente del recién nacido, pues se trata de un procedimiento no invasivo que carece de interferencias en el alumbramiento y postparto.

¿Dónde se guarda la sangre del cordón?

La decisión de conservar la sangre del cordón umbilical es completamente personal. En caso de que así se decida, existen bancos de almacenamiento para uso privado o bien, público. Cuando la reserva de sangre de cordón se efectúa en un banco público, el proceso es totalmente gratuito y está destinado a cualquier persona apta que lo precise.

En cambio, si se guarda en un banco privado, la sangre solo estará disponible para el donante y su familia. Este tipo de servicio es pago y demanda una suma de dinero para la colecta, almacenamiento y conservación anual. Independientemente de cuál sea la alternativa que se elija, es importante informar con tiempo al médico obstetra sobre su interés de guardar la sangre del cordón de su bebé para realizar los procedimientos pertinentes previos.

¿Cuánto tiempo se conserva la sangre del cordón?

Hasta la fecha, nadie sabe con certeza cuál es la vida útil de la sangre de cordón. Al respecto, la Sociedad Americana de Bancos de Sangre (AABB) señala que existe poca evidencia para dar una cifra. Y acota que ciertos estudios demostraron que las células madres umbilicales criopreservadas por alrededor de 21-23,5 años aún mantienen sus propiedades biológicas.

¿Cuáles son las recomendaciones del ámbito médico-científico sobre el almacenamiento de sangre del cordón?

Destacadas voces del ámbito de salud han sugerido ser cautos en la recolección de sangre de cordón para uso privado, dado que no constituye una garantía futura de tratamiento y eso incluye las siguientes razones:

  1. Se estima que la probabilidad de necesitar un trasplante en los primeros 20 años de vida es de 1 en 20000.

  2. La sangre de cordón no es apta para enfermedades genéticas o congénitas.

  3. El contenido en células madres almacenadas podría no ser suficiente para el trasplante.

  4. El contenido en células madres almacenadas podría no ser adecuado para otro miembro familiar al no ser compatible.

Solo se sugiere almacenar la sangre de cordón en bancos privados cuando en la familia haya otro niño que presente una patología que pueda ser tratada mediante esta terapia. Para el resto de los casos, la comunidad opta por la donación altruista que salva miles de vidas todos los años.