fbpx

¿Qué es un plan de parto y cómo realizarlo?

De acuerdo al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), aproximadamente más de 27.000 niños y niñas nacen al día en América Latina y el Caribe. El plan de parto es un documento valioso para el alumbramiento

Mujer embarazada llenando unos papeles

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Julieta Gutiérrez

Escucha este artículo


Read in english: What Is A Birth Plan And How Should You Do It?

Durante el período de gestación las madres se preparan para la llegada de su bebé. Varias dudas y necesidades nacen alrededor del nacimiento de un infante. Desde alistar la maleta para llevar al hospital, hasta preparar el lugar donde dormirá el niño o la niña.

Según un reporte llamado “Panorama de la salud: Latinoamérica y el Caribe 2020”, presentado en conjunto por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) y el Banco Mundial; en países como Cuba, El Salvador, Colombia, México y República Dominicana, más del 96% de los partos se realizan en un establecimiento de salud. Sin embargo, no es muy habitual que las madres realicen un plan de parto. Por esta razón, aquí en LatinAmerican Post te contamos qué es un plan de parto y cómo hacerlo.

Plan de parto, un documento fundamental para las futuras madres

De acuerdo a la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud de España, un plan de parto es un documento que le permite a la mujer embarazada manifestar por escrito sus necesidades, deseos, preferencias y expectativas sobre el parto y el nacimiento de su hija o hijo.

Crear un plan de parto ayuda a optimizar la comprensión y participación del proceso tanto de la madre, como de su acompañante y el personal médico.  Y aunque es posible realizar el documento en cualquier momento del embarazo, la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud de España recomienda hacerlo durante las semanas del 28 al 32, ya que así habrá tiempo suficiente para resolver cualquier duda que surja durante el proceso.

Te recomendamos leer: OMS y Unicef señalan los engaños de la leche en polvo para bebés

¿Cómo escribir un plan de parto?

No todos los centros médicos tienen el mismo protocolo para atender a las madres que llegan para iniciar un trabajo de parto. Por ese motivo, el redactar un plan de parto brinda la oportunidad de dejar por escrito la forma en la que las madres quieren ser atendidas de acuerdo a sus necesidades y preferencias.

En primer lugar, lo ideal es compartir el documento con el personal médico antes del parto. Y aunque existen diversos formatos de planes de parto, si hay datos que son indispensables a la hora de elaborar un documento de este tipo.

Datos personales: Por supuesto, esta es la primera información que no puede faltar. Así, los médicos identifican a quién pertenece dicho plan de parto.

Acompañante: Es indispensable que comuniques a los médicos quién será tu acompañante durante la estadía en el hospital. Ya que al personal médico le será muy útil conocer con anticipación quién será el acompañante para saber a quién dirigirse en caso de que surja cualquier necesidad.

Intervenciones: Durante el proceso de parto existen algunas prácticas que podrás aceptar o descartar según tu necesidad o preferencia. Por ejemplo, puedes solicitar que te rasuren el vello púbico o no. También expresar si deseas que se te pregunte siempre antes de palparte mientras dilatas.

Control del dolor: Aunque el dolor durante el parto es inevitable, sí es posible controlarlo. Así que en este ítem podrás manifestar en qué forma prefieres que los médicos traten el dolor, como por ejemplo, recibir anestesia epidural.

Postura: Gracias al plan de parto puedes dejar por escrito la forma más cómoda en que prefieres dilatar y dar a luz.

Lactancia: De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leche materna ayuda a proteger de múltiples infecciones durante las primeras horas de vida al bebé. Por ello, es fundamental que indiques al especialista si necesitas ayuda a la hora de alimentar a tu bebé o si prefieres que lo alimenten con un biberón. 

Atención del infante y la madre después del parto: Este punto es vital dentro de un plan de parto, ya que aquí podrás indicar al personal médico si tú y tu bebé necesitan un trato especial; si quieres que te separen del niño o la niña a penas nazca o si, en cambio, prefieres tenerlo el mayor tiempo posible junto a ti.

Además, no solo es importante tener preparado un plan de parto, sino que también es muy importante conocer los derechos que te protegen a ti y a tu bebé durante el proceso de dar a luz.

Derechos de los bebés y las mujeres embarazadas durante el parto

Uno de los ejemplos más recientes en materia de derechos para las mujeres embarazadas, es la “Ley 2244 de 2022: parto digno y humanizado en Colombia”.  Esta ley difundida por el Ministerio de Salud busca reconocer y garantizar el derecho de respetar la libertad y conciencia de las madres durante el embarazo, trabajo de parto, parto, posparto, duelo gestacional y perinatal. Además, de reconocer los derechos de los recién nacidos. De los cuales se destacan los siguientes:

Derechos para las madres gestantes:

  • Presentar su plan de parto para optimizar la comunicación entre el personal médico, el acompañante y la paciente.
  • Ser tratada sin discriminación, protegiendo su derecho a la intimidad y confidencialidad.
  • Ser ingresada y atendida en el sistema de salud sin obstáculos administrativos.
  • Estar acompañada mínimo por una persona de confianza y elección de la madre.
  • Ser informada sobre la probabilidad de tener un parto vaginal después de una cesárea si así la gestante lo prefiere.
  • Estar informada y tomar decisiones sobre su cuerpo.
  • Contar con el acompañamiento de un personal especializado en la salud interdisciplinaria con formación en duelo en caso de ser necesario.

Derechos de los recién nacidos:

  • Recibir cuidados y tratamientos necesarios.
  • Recibir amamantamiento inmediato y tener contacto piel con piel con su madre.
  • Siempre que la madre no requiera cuidados especiales, el bebé tiene derecho a no ser separado de su mamá durante la estadía en el centro de salud.

Dependiendo del país en el que te encuentres, lo conveniente es que busques la legislación y normativas que te amparan. Esta es una forma de prevenir la violencia obstétrica y tener un parto positivo, que permita el mayor bienestar posible para ti, tu familia y tu bebé.