fbpx

Gabinetes paritarios: ¿política de igualdad o propuesta de campaña?

El canciller alemán, Olaf Scholz, rompió la igualdad de género en su gabinete. ¿Cómo se han comportado otros gobiernos que llegaron prometiendo igualdad en sus administraciones?

Olaf Scholz

Foto: Wikimedia-Michael Lucan

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Gender Parity Cabinets: Equality Policy or Campaign Proposal?

Hace 7 años, cuando el primer ministro de Canadá anunció su gabinete paritario (igualdad en hombres y mujeres) llamó la atención del mundo. El mundo político vio en esta decisión del político liberal un camino a la igualdad y la inclusión de las mujeres en la política. Luego de esta medida del canadiense, varios gobiernos a lo largo y ancho del planeta han decidido nombrar igual número de mujeres y hombres en sus gabinetes.

Sin embargo, ¿es esta una medida que haya funcionado en la inclusión o la participación de las mujeres dentro de la política?, o ¿fue una simple medida para atraer miradas, pero que no ha logrado cambios de fondo?

Recientemente, el canciller alemán, Olaf Scholz, reemplazó a Angela Merkel a cargo de la mayor potencia económica europea. El líder del partido Socialdemócrata anunció que, como muestra de su compromiso con la igualdad de género, tendría un gabinete paritario. Esto lo cumplió, por lo menos, al inicio de su administración.

Sin embargo, luego de la renuncia de Christine Lambrecht como ministra de defensa, Scholz rompió la paridad en sus ministros y nombró a Boris Pistorius como su remplazo, quien se desempeñaba como ministro del Interior de Baja Sajonia. Previamente, 8 de sus 15 ministros eran mujeres. Contando al propio Scholz (como jefe de los ministros) había una paridad de 8 y 8. Ahora, con el cambio de Lambrecht por Pistorius, hay 9 hombres y 7 mujeres.

También te puede interesar: Iván Velásquez: el ministro que desestabiliza las relaciones entre Colombia y Guatemala 

Scholz aún puede mover sus fichas de ajedrez y volver a equiparar su gabinete para mantener su promesa de campaña. No obstante, también hay otros casos que demuestran cómo les ha ido a los gobiernos que se inauguran con un gabinete paritario.

Canadá

Justin Trudeu parece mantener su política de paridad en el gabinete. Desde el 2015, cuando llegó al poder y luego de varias reelecciones, mantiene una cuota equitativa en su gobierno. En su actual equipo de gobierno hay 19 mujeres, de los 38 cargos (incluyendo el primer ministro). La balanza la estaría desequilibrando si se cuenta a Mark Holland, líder del Gobierno en la Cámara.

América Latina

En la región de América Latina y el Caribe, la paridad en los gobiernos parece aumentar, pero sigue siendo incipiente. Un informe de la CEPAL, de hace un par de años (que falta por actualizar con varios gobiernos), muestra que el promedio de participación de mujeres en los gabinetes ejecutivos era de, a penas, 28,7%. Chile era el de mayor participación (58%) y las islas caribeñas de San Vicente y las Granadinas, Belice y Monserrat las de menor, con 0% participación.

Chile

Chile es uno de los países pioneros en gabinetes paritarios. Desde la época de Michelle Bachelet, la presidenta ya había nombrado a 10 mujeres y 10 hombres para conformar su primer grupo de ministros. Hoy, el presidente Gabriel Boric mantiene y aumenta la apuesta que en su momento hizo Bachelet. Cuando llegó al gobierno anunció a 14 mujeres y 10 hombres para ocupar las carteras.

Hoy, a pesar de varios cambios, renuncias y nuevos nombramientos, Boric ha logrado mantener, no solo la promesa, sino el número de 14 a 10 en su gobierno.

Colombia

Otro político que recientemente prometió un gabinete paritario fue Gustavo Petro. Con cerca de medio año en el Gobierno, mantiene su promesa, ya que no ha realizado ningún cambio en esa materia. Sin embargo, sí le han llovido críticas por nombramientos (o posibles nombramientos) de personas con denuncias de acoso. Esta razón ha causado que muchas mujeres lo hayan denunciado por un compromiso parcial con la lucha feminista.

Brasil

Un nuevo gobierno conformado a inicios de este año fue el del izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva. A pesar de que aumentó la participación de mujeres con respecto a su antecesor, Jair Bolsonaro, la paridad está lejos. De los 30 ministerios, solo hay 11 mujeres, más los cargos de presidente y vicepresidente que también ocupan hombres.

México

Desde la llegada de AMLO, siempre ha habido una menor cantidad de mujeres que de hombres en su equipo. Inicialmente, hubo 12 hombres y 8 mujeres. A lo largo de su administración, Andrés Manuel López Obrador ha oscilado entre 7 y 9 mujeres, las que aún hoy mantiene (11 a 9). A pesar de que está cerca de la paridad, se evidencia que no es una política o compromiso de su gobierno, sino que responde a hechos accidentales.

Críticas a los gabinetes paritarios y la discriminación positiva

A pesar de que hoy muchos defienden la conformación de gabinetes partidarios en género y diversos, también existen voces críticas. El principal argumento está siempre relacionado con la meritocracia. Se argumenta que las políticas de discriminación positivas lo que hacen es privilegiar a mujeres que posiblemente no están igual de cualificadas a algunos hombres.

Sin embargo, es importante entender que estas medidas de discriminación positiva nacen ante un contexto de inequidad y desigualdad. Que históricamente las mujeres y las minorías hayan estado infrarepresentadas obedece a un sistema que les impidió llegar a ocupar cargos de poder. Cuando se alcance una sociedad utópica (o casi utópica), donde no haya ningún tipo de discriminación, seguramente no serán necesarias las medidas de discriminación positiva. No obstante, mientras aún no se logra, cualquier medida que intente disminuir esa infrarepresentación será de admirar.