fbpx

 

 

 

Objetos y plantas peligrosas para perros y mascotas en el hogar

Comparte este artículo

Comúnmente existe el pensamiento de que las casas son los espacios más seguros para los animales domésticos. Sin embargo, existen múltiples objetos y plantas peligrosas para perros y otras mascotas en los hogares que pueden representar grandes riesgos para su salud

Gato y perro acostados en una cama

Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Daniel Alejandro Vergara

Escucha este artículo


Read in english: Dangerous Objects and Plants for Gogs and Pets at Home

Aunque es normal para las mascotas estar en contacto con la naturaleza, se debe tener especial cuidado con algunas plantas peligrosas para perros y gatos que pueden resultar tóxicas y venenosas. En cuanto a las de uso interior, según un artículo de National Geographic, se debe tener especial cuidado con dos tipos: primero se encuentran las Kalanchoe, un género con cerca de 125 especies de las cuales la kalanchoe pinnata (árbol de la vida) es una de las más usadas para el uso dentro de las casas. En segundo lugar, se encuentran las Euphorbia pulcherrima, mejor conocidas como flor de pascua o de navidad, se caracteriza por su color rojo en los pétalos con hojas verdes en los tallos. Ambas plantas pueden resultar venenosas si se ingieren. Es por ello que se recomienda mantenerlo en espacios donde las mascotas no pueden alcanzarlas.

Según una investigación publicada en la Revista Veterinaria de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), en Argentina, existen algunas plantas en los jardines de las casas que pueden contener componentes tóxicos que afectan el aparato digestivo, la piel o el sistema nervioso, tanto de caninos como de felinos. Algunas de estas plantas son: cabello de ángel, camará, hiedra, ricino o tártago, azaleas, paleta de pintor, crotón, narcisos, cola de tigre, botón de oro, fitolaca, caucho, estrella federal, aloe vera entre otras.

¿Por qué comen plantas mis mascotas?

Puede ocurrir por diversos motivos, normalmente tiene que ver con ausencia de fibra en la dieta de los animales, por ello recurren a buscarla en alguna planta. Otras razones pueden ser ansiedad por no tener la actividad física necesaria o aburrimiento.

Te recomendamos leer: Perros rescatistas: fieles y protectores

¿Qué hacer si mi mascota ingiere alguna de estas plantas? 

El estudio de la UNNE sugiere que inicialmente se debe mantener la calma, normalmente al comer sustancias irritantes o tóxicas los animales suelen vomitar y eso impide que los efectos vayan más allá de irritaciones estomacales, en la garganta o la boca. Se puede intentar limpiar la boca del animal con un cepillo y agua para eliminar los restos de la hierba que se ha ingerido. Si empieza a presentar síntomas como sarpullido, picazón, fiebre, dolor o erupciones cutáneas, se debe acudir al veterinario intentando identificar qué tipo de planta fue ingerida.

Otros objetos peligrosos para mascotas

Además de las plantas, existen otros tipos de objetos que pueden resultar peligrosos para caninos y felinos dentro del hogar. En cuanto a productos comestibles, se pueden encontrar las semillas y frutas de los árboles como las nueces, ciruelas y melocotones, que no solo pueden generar obstrucciones gastrointestinales, al no ser trituradas o masticadas, sino que pueden producir intoxicaciones por cianuro, aunque esto no es muy común. Según la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), otros productos comestibles que conllevarían a posibles intoxicaciones, irritaciones o envenenamiento pueden ser los que contienen cacao o cafeína, el ajo, la cebolla, uvas, marihuana, las bebidas alcohólicas y algunos productos con levadura.

La FDA también plantea que existen cierto tipo de objetos no comestibles que pueden generar problemas a las mascotas, dentro de estos se pueden encontrar: pinturas, anticongelantes, insecticidas o pesticidas, aromatizantes, adornos para árbol de navidad y plastilina hechos con masa salada, abonos para el césped y compostajes.

El grado de toxicidad de lo que ingiera la mascota depende de diversos factores como el tipo de animal y su raza, el tamaño, la cantidad que ingirió, la parte de la planta que comió (si la ingesta fue de una planta) y la respuesta biológica luego de lo sucedido. En cualquiera de los casos siempre será mejor que este tipo de objetos anteriormente nombrados estén fuera del alcance de las mascotas, recuerde que el hogar también puede representar riesgos para estos compañeros caninos y felinos. En caso de la ingesta de alguno de estos elementos, y si empiezan a presentarse algunos síntomas de enfermedad, se debe acudir de inmediato a la ayuda profesional de una clínica veterinaria.