Invierno en Brasil, el lado desconocido de un gigante tropical

El invierno brasileño ofrece un lado desconocido, aunque encantador, de un país orgulloso de su diversidad: encuentra aquí opciones diferentes para tus próximas vacaciones

Invierno en Brasil, el lado desconocido de un gigante tropical

Cuando hablamos de Brasil lo primero que nos viene a la mente son sus playas de arena fina y dorada, aguas cristalinas y hermosas personas de cuerpo bronceado, que practican deportes a las orillas del mar. Las personas, fiestas y ritmos musicales… todo parece ser una invitación a un clima agradable y veraniego, donde la única sensación de frio es la que produce el tacto de una copa de cóctel o un helado de algún fruto amazónico.

Pero la fama de país tropical esconde un Brasil completamente diferente, muchas veces ignorado por los propios brasileños que viven en latitudes más cálidas y totalmente desconocido para los extranjeros, el Brasil de invierno.

Gran parte del territorio brasileño está por debajo de la línea del Ecuador, de modo que el invierno es de junio a septiembre. Gracias a las condiciones geográficas y a la latitud, las estaciones no son tan definidas como en las regiones templadas del globo, entre los trópicos y los círculos polares, y en la mayor parte del territorio tan sólo existen dos estaciones determinadas por el ciclo de las lluvias.

¿Quién podría decir que en Brasil hay nieve? 

Estas son algunas opciones turísticas típicas de esta estación según el guía oficial de turismo de los estados y de la empresa brasileña de turismo (Embratur). 

Según el Instituto Nacional de Meteorologia, en la ciudad de Urubici en el estado de Santa Catarina, la temperatura suele estar por debajo de los -4°C en invierno, la región conocida como “Meseta de las Nieves” llegó a registrar -17ºC en 1996 y es famosa por sus bajas temperaturas y la práctica de deportes radicales. Entre las atracciones mas impresionantes está la cascada de Urupema (que congela durante los inviernos) y el arco de piedra (Pedra Furada en portugués).

nieve Brasil

Foto: Nieve en la Sierra en Santa Catarina. By: Alvarélio Kurossu

Lea también: Tovar: Un pedacito de Alemania en Venezuela 

En grandes ciudades como Curitiba, la temperatura no suele pasar de los 10ºC en las semanas más frías y las heladas son frecuentes. Ese clima frío y los diversos parques y jardines de la ciudad hacen con que Curitiba sea conocida como la Viena Brasileña, la ciudad también posee diversos teatros y centros culturales además de una imponente ópera en medio a un jardín llamada Ópera de Alambre por ser transparente. La ciudad ofrece diversas opciones y guias disponíbles en la página del Instituto Muncipal de Turismo.

Opera

Foto: Interior de la Ópera de Alambre en Curitiba.  By Herval 

Por otro lado, no muy lejos de la famosa Rio de Janeiro, la ciudad montañosa de Petrópolis, hogar de los descendientes de la familia Imperial Brasileña, es famosa por sus amaneceres helados y su festival de invierno digno de cualquier ciudad europea. No es de extrañar que la familia real portuguesa haya elegido construir un palacio en la región para huir del calor de Rio de Janeiro. La ciudad también cuenta con una hermosa catedral y diversos palacios pertenecientes a los miembros de la Corte, para mayores informaciones consultar la página Petrópolis Turismo.

Petropolis

Foto: Palácio Quitandinha en Petrólis, fue construído para ser un casino. By Rodrigo Soldon.

Las ciudades más frías de Brasil sirvieron de refugio a inmigrantes alemanes, eslavos y nórdicos, por lo que existen centenas de festivales culturales que mezclan las diferentes culturas que forman ese Brasil de hielo. 

Festival invierno

Foto: Festival Internacional de Invierno de Campos do Jordão en São Paulo. By Divulgação festival.

El Festival de Invierno de Petrópolis y de Campos de Jordão están entre los más famosos, siendo el punto de encuentro para los amantes de los fundues y cervezas artesanales o chocolate caliente. También existe la posibilidad de asistir al Festival de Danza de Joinville, única ciudad del mundo con una filial de la célebre escuela Bolshoi de Baillet Russo y famosa por su gastronomía europea, la ciudad junto con la vecina Blumenau son las capitales del llamado Valle Europeo, donde es posible hacer un tour que le transporta a los Alpes. Para los interesados les recomendamos visitar la página del Circuito do Vale Europeu o sino la página de la secretaria de turismo de Joinville.

Entre todas esas opciones, si existe una capital del invierno en Brasil, esa es la ciudad de Gramado en Rio Grande del Sur, la más visitada entre las ciudades de invierno según TripAdvisor.  Su belleza natural es una mezcla entre los Alpes Suizos y la Sierra del Mar, entre sus muchas atracciones está el principal festival de cine de Brasil, un parque temático de invierno, chocolates y dulces artesanales, además del famoso festival de Navidad de Gramado y su estilizada catedral de piedra que compite con su hermana gemela Canela.

Gramado

Foto: Lago Negro en la ciudad de Gramado. By JrBresolin

Sin embargo, no todo el invierno en Brasil tiene esa aura europea. En algunas regiones es posible tener una experiencia única y típica tales como los festivales Gauchos en la región de Campaña en Sur del país, donde el mate se convierte en un fuerte aliado para combatir el frío, o si no aprovechar las fiestas de junio y julio, que son bastante concurridas y ofrecen bebidas calientes, bailes y comidas típicas del campo.  En el caso de estar en una gran ciudad como São Paulo, puedes aprovechar los festivales de sopas ofrecidos en casi todos los restaurantes o probar un poco de lo que ofrece cada cultura. Al final Brasil es esa mezcla, donde incluso el frío, parece ser más cálido.

LatinAmerican Post | Wesley S.T. Guerra

Copy edited by Laura Rocha Rueda

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…