¿Logrará Brasil superar sus problemas internos?

Causas de la recesión y medidas para su recuperación

¿Logrará Brasil superar sus problemas internos? 

Read in English: Can Brazil overcome its biggest problem?

La recesión brasileña de 2015-2017 ha sido la peor crisis económica que la nación sudamericana ha enfrentado. Los niveles totales de producto se redujeron en 3.8% a lo largo de 2015 mientras que en 2016 vio una caída del 3.6% en la misma medida. 1.5 millones de trabajos desaparecieron en 2015 y el desempleo total alcanzaba el 12% en 2016; 12.3 millones de personas carecían de empleo.

¿Qué causó la crisis?

El Banco Mundial denota al periodo comprendido entre 2003 – 2014 como aquél donde el desarrollo ponderado de Brasil fue máximo. 29 millones de brasileños escaparon de la pobreza mientras su GINI se redujo en 6.6%. El 40% más pobre del país aumentó sus ingresos medios en 7.1% durante el mencionado periodo de tiempo.

Las elecciones de 2010 traían consigo las esperanzas de un mayor cambio social. Dilma Rousseff representaba el Partido de los Trabajadores bajo la promesa de un gobierno comprometido con la erradicación de la pobreza y con oportunidades extendidas para todos sus conciudadanos mientras promovía mayores esfuerzos de gobernanza.

Dilma Rousseff fue elegida como la primera mujer presidenta de la República Federal de Brasil con Michael Tamer como vice-presidente.

¿Quién estaba realmente en el poder?

Luiz Inácio Lula da Silva inició su periodo presidencial en 2003, el mismo año en que Dilma Rousseff se hizo la presidenta de la junta directiva de Petrobras, una posición que mantuvo hasta el año 2010.

Dicha relación adquiere un significado especial luego que la Policía Federal del Brasil revelase en 2014 que el gobierno federal era el gestor de un cartel de corrupción junto a Petrobras donde se extendían sobornos a cambio de contratos de construcción sobrevalorados. El anillo de corrupción fue revelado en lo que se conoció públicamente como Petrolao – Operation Car Wash

La acción policial brasileña condujo al descubrimiento de irregularidades en contratos por parte de otras 9 grandes firmas de construcción entre las cuales resalta Odebrecht, pues se trataba de un escándalo que cobijó a toda América Latina. La relación entre Odebrecht y Dilma Rousseff se estableció a través de Marcelo Faria, el primer condenado del bando Odebrecht y quien reveló haberle entregado 40 millones de dólares a Michael Tamer en un contrato de construcción relacionado a Petrobras.

Michael Tamer es el presidente actual del Brasil.

Implosión y recuperación

El sabido escándalo de corrupción inundó todas las esferas políticas de Brasil. Entre quienes fueron encontrados culpables, destacan 64 miembros del congreso, 3 gobernadores y 8 miembros del gobierno. Inácio Lula da Silva fue enviado a prisión y Dilma Rousseff fue removida de su cargo presidencial el 31 de agosto de 2016.

Las masas se mostraron ofuscadas ante los eventos de corrupción exhibidos por su gobierno; tanto Fitch, TE, Moody’s y S&P dieron calificaciones negativas a Brasil a lo largo de 2016. La inflación aumentó del 6.41% en 2014 al 10.67% en 2015, mientras los inversionistas extranjeros abandonaron el país sudamericano en miedo de perder su capital invertido.

Luego que el escenario político fue previsto como irrelevante, el presidente Michael Tamer permitió al Banco Central del Brasil actuar en representación de todo el país. El Banco Central disminuyó el Selic, la tasa de interés de la nación a lo largo de 9 periodos consecutivos hasta alcanzar el 7.5%, su tasa más baja desde 2013. Forbes reportó que “si usted es un empresario brasileño, el Banco Central es su único refugio, su toalla limpia”. 

 

Latin American post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…