fbpx

Nicaragua: Daniel Ortega arremete contra los empresarios

El desacuerdo del pueblo nicaragüense al modelo de gobierno es una de las principales razones que han apoyado los empresarios

Nicaragua: Daniel Ortega arremete contra los empresarios

La más reciente amenaza de Daniel Ortega al empresariado nicaragüense se ha dado tras los violentos ataques a su pueblo por realizar protestas en contra suya. Los acusa de ser quienes promueven el “terrorismo económico” con el hecho de apoyar los paros liderados por la oposición.

Read in english: Nicaragua: Daniel Ortega threats Businessmen

Para Ortega los empresarios están jugando con la economía del país al participar en las manifestaciones convocadas por la coalición opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que pide, entre otras cosas, un cambio de gobierno y el respeto por los derechos humanos.   

“Ellos provocaron la destrucción de la economía del país e insisten en querer acabar con la economía cada vez que llaman a paro y salen con el cuento, algunos de estos dueños de grandes empresas, que se tienen que ir al paro porque están amenazando que les van a quemar el negocio”, anunció el mandatario en un acto oficialista.

Daniel Ortega vs Empresarios

En el desarrollo del discurso dado en su acto de gobierno, Ortega sentenció a los empresarios, manifestando que “La próxima vez que llamen a paro vamos mandar a la policía para que mantengan las puertas abiertas y que eso les dé a ellos la seguridad”. El hecho bien podría catalogarse como represivo, pues busca deslegitimar la idea de que su gobierno está pasando por una crisis y que su modelo ya no funciona.

Lee también: 3 fallas del Estado colombiano en la protección de líderes sociales 

“Ahora salen los que financiaron la muerte, los que han provocado paros. Quieren paralizar el país. En lugar de llamar a trabajar, llaman a no trabajar para paralizar el país. Se ponen a hacer números y dicen que la economía va en caída. Pero es por culpa de ellos. Jugar con la economía es jugar con fuego y eso tiene su límite; ojalá reflexionen, porque no podemos caer en ese jueguito. Si algún sandinista les dice que les va a quemar el negocio si cierran, eso no les va a gustar, iríamos hacia atrás”, expresó.

Los empresarios responden

Ante las palabras dichas por el mandatario, Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), le aclaró, en representación de todos los empresarios, a Ortega que hasta que no cesen sus ataques y haya normalidad en Nicaragua el empleo y la inversión extranjera en el país, no volverán.

Para Maltez no existe otro camino a la crisis de Nicaragua que un acuerdo de tipo político. “Tarde o temprano tendrá que haber diálogo y entre más tarde se haga será peor para el país”, declaró.

“Todo radica en que se logre ese acuerdo político sincero y que se sienten las bases para un diálogo verdadero. Pero para que eso ocurra, el Gobierno tiene que generar voluntad y demostrar que lo quiere hacer”, destacó.

Cerca de 347 mil nicaragüenses han sido despedidos o apartados de su trabajo, según registros del mes de julio recogidos por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides). 

Represión contra el pueblo nicaragüense 

A los actos de represión anunciados por Ortega contra los empresarios, se suma el que ya cometió el pasado 23 de septiembre en el marco de la marcha "Somos la voz de los presos políticos". Allí, como lo reportó Infobae "paramilitares y grupos sandinistas atacaron a tiros a los manifestantes, dejando al menos un muerto y varios heridos". "El ataque, según los organizadores, se produjo cuando la marcha avanzaba en el barrio popular Américas 3, ubicado al norte de Managua, cuando simpatizantes del presidente Ortega, apoyados por parapolicías y paramilitares, atacaron a un grupo de civiles que se movilizaba por ese lugar", agrega el mismo medio. 

Los grupos paramilitares fueron creados por el gobierno de Daniel Ortega para evitar que se hagan todo tipo de manifestaciones que hablen mal de su gobierno, con el cual muchos nicaragüenses no están de acuerdo. Cerca de 481 personas han muerto en las protestas, de acuerdo El Mundo de España.  La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha responsabilizado al régimen de Daniel Ortega de "más de 300 muertos en ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual". 

La inestabilidad en Nicaragua sigue aumentando, pero con ella todas la armas de Daniel Ortega que le sirvan para evitar a toda costa que su gobierno termine. El mantenerse en el poder continúa siendo su postura, lo que dejará a su pueblo en camino hacia el exilio, en el que Costa Rica es la primera parada. 

 

LatinAmerican Post | Edwin Gustavo Guerrero Nova

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…