fbpx

México: el refugio de los migrantes centroamericanos

Escucha este artículo


La llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder ha dado un giro a la política migratoria mexicana que ha beneficiado especialmente a los migrantes centroamericanos

México: el refugio de los migrantes centroamericanos

Desde que en octubre de 2018 - y mediados de enero de 2019 -  comenzaron a salir con rumbo a Estados Unidos caravanas de migrantes desde Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua, México ha tenido un rol protagónico en este proceso, pues es el primer país a donde llegan los migrantes y la alternativa de muchos de ellos ante la imposibilidad de llegar a Estados Unidos, debido a las políticas del presidente Donald Trump.

Read in english: Mexico: the refuge of Central American migrants

Sin embargo, lo que está pasando actualmente en México hace pocos meses era completamente diferente, teniendo en cuenta que la política migratoria de Enrique Peña Nieto derivó en abusos y persecución contra los migrantes centroamericanos, muy similares a las acciones de Trump, sobre todo desde que puso en marcha la famosa política de tolerancia cero.

También puede leer: Odio: El alto precio de ser migrante en Estados Unidos

En ese sentido, la política migratoria de México no solo ha dado un completo giro, sino que, con las acciones derivadas de esta, ha dispuesto el escenario para que este país se convierta en el refugio de los migrantes centroamericanos, que han encontrado allí protección, refugio y oportunidades, una realidad opuesta a la que les obligó a huir de sus países de origen.

Una nueva visión al problema migratorio:

No se trata de un asunto menor, pues mientras que la posición y el discurso de Trump se hacen cada día más radicales y agresivos - al punto de acusar al gobierno mexicano de “enviar a los migrantes a la frontera con su país” -,  el presidente López Obrador ha enfatizado en la necesidad de ofrecer ayuda humanitaria y todo el apoyo que como Estado pueda dar a los migrantes centroamericanos.

Según BBC Mundo, en estados como Chiapas - por donde ingresa la mayoría de migrantes - y Tijuana - en la frontera noroeste -, las autoridades han dispuesto de albergues donde se les ofrece a los migrantes comida y asistencia. Por otra parte, en Ciudad de México, además de los albergues los migrantes tienen acceso al transporte público y otros beneficios. A eso se suma el trabajo que organizaciones sociales y humanitarias - entre las que está Naciones Unidas – han hecho gestionando transporte hacia otros estados del país.

"Nosotros debemos dar protección a los migrantes, tenemos que garantizar sus derechos humanos y es lo que se ha venido haciendo. Hay quienes se están registrando ante el Instituto Nacional de Migración (INM), esto es muy importante para atenderlos mejor, defenderlos y para respetar sus derechos humanos", explicó López Obrador, citado por BBC.

Todas las acciones en favor de los migrantes centroamericanos son coordinadas y ejecutadas a través del INM, que ha entregado un total de 12.061 tarjetas de visitante por razones humanitarias a estas personas. Vale la pena decir que esas tarjetas son documentos que facilitan el acceso a los servicios y las ayudas humanitarias ofrecidas por el gobierno mexicano.

 

También puede leer: Venezuela: una cortina de humo en Latinoamérica

¿Por qué México?

Con ocasión de la caravana de migrantes, la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en México, realizó un monitoreo para identificar las necesidades de protección de los centroamericanos que han llegado a este país. El monitoreo se hizo entre el 21 y el 25 de enero, días después de que salió de San Pedro Sula (Honduras) una nueva caravana migrante.

El monitoreo determinó las causas por las cuales los migrantes abandonan sus países, siendo la violencia la principal de estas, considerando que de todos los entrevistados, el 63% indicó que dejó su país de origen por haber sido víctima de la violencia, o bien, por el temor que le produce esa violencia. Igualmente, el 70% manifestó que de regresar a su país enfrentaría un riesgo contra su vida, integridad o libertad y/o que estaría en riesgo por la violencia.

“Estos hallazgos permiten ver que la mayoría de las personas que están ingresando al país por esta frontera, ya sea en grandes grupos o en grupos pequeños, tienen necesidades de protección como refugiados, pues han salido de sus países por situaciones de violencia o persecución. Siendo así, es muy importante fortalecer los esfuerzos con las autoridades para brindar protección a estas personas. Es urgente fortalecer el sistema de asilo”, aseguró Mark Manly, representante de ACNUR en México.

Los migrantes monitoreados están distribuidas así: el 75% son de Honduras, el 13% de Guatemala, el 9% de El Salvador y el 3% de Nicaragua.

Si se tienen en cuenta las causas de la migración y el giro que México ha dado a su política migratoria, se explica por qué cada vez los migrantes centroamericanos prefieren quedarse en México y reubicarse en alguna parte del país, que seguir su camino a Estados Unidos, donde los riesgos para su integridad y la xenofobia, aumentan cada día debido a las determinaciones del gobierno de Donald Trump:

El monitoreo arroja que el 46% de las personas prefiere reubicarse dentro de México, en tanto que el 30% quisiera ir a otro país, principalmente Estados Unidos. También nos deja ver que, tanto la desigualdad en la región, como las situaciones de violencia, orillan a las personas a buscar algún tipo de protección que les permita tener un horizonte distinto al que han vivido. En este grupo hay niñas, niños, mujeres y personas en situación de vulnerabilidad que necesitan información clara, asistencia humanitaria y protección por parte de las autoridades, para que puedan tomar decisiones frente a la movilidad que viven”, aseguró Gerardo Talavera, director general del Programa Casa Refugiados, que opera en la Ciudad de México.

 

El cambio que López Obrador dio a la política migratoria de México, sienta un precedente en Latinoamérica, que contrasta con las acciones de Estados Unidos y las que realizan algunos gobiernos de Suramérica con los migrantes venezolanos, incitando a la xenofobia y la estigmatización de esas personas.

 

LatinAmerican Post | Samuel Augusto Gallego Suárez

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…