fbpx

Islandia: el mejor país para ser mujer

Escucha este artículo


Menor brecha salarial y licencias de maternidad equitativas son solo algunas características en pro de la mujer del país nórdico

Islandia: el mejor país para ser mujer

Islandia, el país nórdico caracterizado por sus paisajes volcánicos, por sus glaciares e increíbles panorámicas de las auroras boreales, no solo resalta en lo anterior, pues según diferentes índices, Islandia se destaca por ser uno de los mejores países para ser mujer.

Read in english: Iceland: the best country for women

Desde reducir la brecha salarial, pasando por involucrar a las mujeres en el sector económico, hasta amplias licencias con garantías y derechos que les permite continuar con sus trabajos, en LatinAmerican Post le contamos más.

Los indicadores lo aprueban

Alrededor del mundo existen índices que miden diferentes condiciones, como inequidad, derechos humanos, turismo, entre muchos otros. The Economist, por ejemplo, presenta cada año los resultados del índice “del techo de cristal” (que se refiere a los obstáculos que tienen las mujeres para lograr el ascenso laboral y acceder a cargos directivos, según la página de la Secretaría de la Mujer de Bogotá), califica a los mejores países para mujeres trabajadoras. 

Según The HuffPost, en el año 2016, Islandia ocupó el primer lugar, mientras que tanto en el 2018 como en el 2019 ocupó el tercer puesto. Por otro lado, el Informe Global sobre Brechas de Género 2018 del Foro Económico Mundial, en el cual se evalúan cuatro dimensiones (participación y oportunidad económica, logro educativo, salud y supervivencia, y empoderamiento político), Islandia lideró el ranking. 

Como lo explica El Comercio, “esa nación fue la primera donde -por ley- se obligó a las compañías a pagar de forma equitativa a hombres y mujeres, desde el 2017”.  Por último, según el índice de “Índice de habitabilidad de las mujeres” (Women's Liveability Index), desarrollado por Nestpick y basado en cuatro categorías (infraestructura, desigualdad, legislación y trabajo) pone a Islandia en el quinto lugar. 

 

Las mujeres al poder

En 1980, Islandia rompió estereotipos, pues fue en ese año donde se eligió a la primera mujer en ser elegida para ser presidenta de un país: Vigdis Finnbogadottir. Según lo explica BBC, Finnbogadottir “fue la primera mujer presidenta en Europa y la primera en el mundo elegida democráticamente jefa de Estado”.  Finnbogadottir duraría 16 años en el poder. 

En el 2009, otra mujer ocupó un importante cargo: Jóhanna Sigurðardóttir fue nombrada como primera ministra. Además, Sigurðardóttir, quien duró cumpliendo sus funciones hasta el 2013, fue la primera jefa de gobierno del mundo en pertenecer abiertamente a la comunidad LGBT, como lo señala El País, “su condición de lesbiana era conocida por todos, estaba casada con otra mujer y tenía dos hijos”.

Además, en el 2017 otra mujer asumió el cargo. Se trata de Katrín Jakobsdóttir, quien pertenece al parlamento islandés desde el 2007 y quien también es presidenta del Movimiento Izquierda-Verde desde el 2013. Durante su campaña electoral, se centró en puntos como la desigualdad de género, la educación, los derechos LGBT, entre otros. Como consecuencia, y según S Moda, “su principal respaldo fueron las mujeres y los votantes más jóvenes, entre 18 y 29 años”.

 

Quizá te interese leer: 3 factores clave para las licencias de maternidad

Feministas desde 1975

Es claro que ninguna de estas situaciones se hubiera podido lograr sin que las mujeres hubieran luchado por ello. El 24 de octubre de 1975, considerado actualmente como el “Día de las Mujeres”, alrededor del 90% de ellas estaban marchando por la igualdad de género. Como cuenta BBC, “en lugar de ir a la oficina, dedicarse a las labores del hogar o a cuidar de sus hijos, tomaron las calles de Islandia (...) un día que cambió la percepción sobre las mujeres en el país y ayudó a situarlo a la vanguardia de la lucha feminista”. 

Por otro lado y según Vix, tienen una Alianza de Mujeres “para impulsarlas en la política”, teniendo como resultado que sea uno de los países con mayor participación política femenina, con un 38%. Además, gracias a la Ley de Igualdad Salarial, las empresas tienen que demostrar que no están pagando de más por el género. De igual manera, también tienen una ley que “obliga a tener una cuota de género en los trabajos del 40%”.

Maternidad incluyente

A diferencia de muchos países donde los padres tienen pocas semanas de licencia, Islandia obliga, tanto al padre como a la madre,  a tomar tres meses de baja. Así, entre los dos padres, la licencia de maternidad suma nueve meses, en donde los tres meses restantes tienen que ser repartidos entre los dos. De esta manera, ni el papá ni la mamá pueden utilizar la totalidad de la licencia para ellos mismos. 

Además de pasar tiempo con los hijos y de que no caigan la totalidad de las responsabilidades en la madre, la licencia hace que no se creen preferencias a la hora de contratar mujeres, pues la crianza se reparte de manera equitativa.

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…