fbpx

The Man In The High Castle: La despedida de los nazis de la pantalla chica

El mundo creado a partir de la obra de Philip K. Dick llega a su fin en su cuarta temporada recién estrenada en Amazon Prime.

Captura de pantalla del trailer de 'El hombre en el castillo alto' de Amazon Prime Video.

Captura de pantalla del trailer de 'El hombre en el castillo alto' de Amazon Prime Video. / Foto: youtube.com/amazonprimevideo

LatinAmerican Post | Luis Liborio

Escucha este artículo


Read in english: The Man In The High Castle: The Farewell of the Nazis from the small screen

Todos nos hemos preguntado alguna vez qué pasaría en nuestras vidas o en el mundo si algún acontecimiento hubiera sido diferente. Imaginar qué pasaría si América y Europa no se hubieran encontrado, si la URSS siguiera existiendo o si los nazis hubiesen ganado la Segunda Guerra Mundial, es un universo de posibilidades que echa a volar la imaginación de cualquiera. De estas posibilidades es que se nutre 'The Man In The High Castle', la producción de Amazon Studios que ha llegado a su fin en su cuarta temporada y que ya se encuentra disponible en Prime.

'The Man In The High Castle'

Tras tres exitosas temporadas, la multipremiada serie insignia de Amazon Studios llega a su fin con el estreno de su cuarta entrega. Las actuaciones de Rufus Sewell, Alexa Dávalos, Luke Kleintank, Rupert Evans, Cary-Hiroyuki Tagawa y Joel de la Fuente han creado personajes decisivos en los tres bandos (japoneses, alemanes y la resistencia) y nos han dejado en la tercera temporada al filo del asiento esperando conocer el desenlace de esta historia. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Phil Kielty (@philkielty007) el

Para quienes no han visto aún la serie, cabe destacar que la serie está basada en el libro 'The Man In The High Castle' de Philip K. Dick, no obstante hace mucho que dejó de parecerse al texto original como bien subraya el diario español El Periódico. En este libro, Dick imagina y rediseña el mundo desde una premisa que causa nervios: los nazis resultaron victoriosos en la Segunda Guerra Mundial. Además de tomarse Europa sin problema, se dan el lujo de dividirse el territorio de los Estados Unidos con el Imperio Japonés.

Mucho de lo que sucedió en el mundo "real" ocurre también ahí, pero con otros protagonistas, por ejemplo la Guerra Fría se da entre alemanes y japoneses quienes viven en constante tensión, también existe una notable ambigüedad de los japoneses con el tema de los judíos. Para rematar, el espionaje es otro de los temas recurrentes, pues como buena historia estadounidense hay una resistencia en las sombras que lucha por el recuerdo de un país libre, valiéndose de la infiltración y los planes elaborados para encender la mecha de la revolución.

También puedes leer: El Camino: la película que Breaking bad se merece

Una de las cosas que más llaman la atención de la serie son los efectos visuales, que nos ha permitido ver cómo luce el mundo de 'The Man In The High Castle', podemos ver a la ciudad de Berlín que imaginó Hitler, una ciudad de San Francisco que se parece a cualquier pequeño barrio de Tokio o una ciudad de Nueva York futurista, con aviones supersónicos y otros artefactos llamativos pero al mismo tiempo con la esvástica plasmada por todas partes como algo común. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Александар - New Profile () el

El "ingrediente secreto" de la historia

Parece una historia común, un simple ejercicio imaginativo sobre la realidad, pero hay un ingrediente extra en esta historia que la ha caracterizado: la realidad no es lo que parece. Hay una serie de cintas que posee "El hombre en el castillo" y que demuestran que los nazis no ganaron la guerra, que existe alguna anomalía en la realidad que los protagonistas comienzan a descubrir conforme avanza la historia, al grado de que los nazis logran crear un portal hacia otras realidades como también resalta el mismo diario español. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por The Man in the High Castle (@highcastleamazon) el

La producción de la serie ha logrado integrar congruentemente este elemento de ciencia ficción, no es para menos, quien desarrolló la serie es Frank Spotnitz, surgido del mundo de X-Files. Así, cada episodio crea muchas incógnitas al espectador: ¿cuál es el papel de las cintas y qué significan en realidad? Hasta la tercera temporada hemos visto la política interna de los alemanes, luchando por saber quién ostentará el poder tras la muerte de Hitler y hacia dónde llevarán al Reich. Los japoneses por su parte se preparan para la guerra, saben que los alemanes se encuentran a la expectativa.

Y aunque la serie parecía llevarse más lejos de lo esperado, Amazon anunció en febrero pasado que esta cuarta entrega sería la última de acuerdo con el diario Sin Embargo, lo que podría intepretarse como un cierre en el momento justo y no un final abrupto, con la experiencia del precipitado final de Game of Thrones a cuestas, la serie tratará de responder a todas sus incógnitas y cerrar sus diversas tramas de forma satisfactoria para cerrar un trabajo que ha tenido buena aceptación de la crítica, aunque al final no tanta de los espectadores. Al fin sabremos si ganarán los nazis, los japoneses o si hay algo oculto que cambiará radicalmente la historia.