fbpx

El problema del deshielo en Groenlandia: ¿un punto de no retorno?

El calentamiento global es una realidad que está afectando distintas estructuras de hielo. Veamos por qué Groenlandia es una de las más afectadas.

Montañas en Groenlandia

El deshielo habilitará un atajo marítimo ártico entre Europa y Asia. / Foto: Pixabay

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Greenland's thawing problem: a point of no return?

El problema del calentamiento global se ve en todos lados. Por ejemplo, la web de Los Andes menciona que, a raíz de esto, los árboles crecen más rápido… aunque mueren antes. Al margen de lo que ocurre en los bosques, también afecta gravemente a las estructuras formadas de hielo, algo que puede verse en Groenlandia.

Recientemente, la web de Magnet Xataka reveló que Groenlandia “alcanzó el punto de no retorno”, debido a que seguirá perdiendo hielo a corto plazo. Esto es importante, si tenemos en cuenta que se trata de la isla más grande del mundo, la cual está compuesta, casi en un 80%, por hielo gigante. Veamos qué implica la preocupante situación del deshielo.

El deshielo en Groenlandia y su influencia en el planeta

El problema del deshielo se da en todo el mundo. Por ejemplo, la web de Infobae había mencionado que este permitió habilitar un atajo marítimo ártico entre Europa y Asia. A pesar de esta situación, las consecuencias podrían ser catastróficas en caso de que este problema se mantenga, algo que viene sucediendo en Groenlandia.

Esto lleva a que medios como La Razón indiquen que Groenlandia “sufrirá el mayor deshielo de su historia”, al perderlo más rápido en este siglo que en los últimos 12.000 años. Esta situación, por lo tanto, tiene un claro responsable: las emisiones de efecto invernadero, que surgieron a causa del calentamiento global.  

Toda esa masa de hielo enorme de la isla podría desaparecer en las próximas décadas con una velocidad mucho mayor que en los últimos 11.700 años, de acuerdo con un estudio de los científicos estadounidenses en Nature. La cantidad exacta que se perdería dependerá de las políticas públicas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, con el objetivo de evitar consecuencias catastróficas.  

Se trata de una situación que, en realidad, viene ocurriendo desde hace años. El retroceso de los glaciares en todo el mundo viene de la mano con un desequilibrio, que implica que pierda hielo año a año. Por supuesto, tiene sus efectos: a medida que los glaciares disminuyen en los valles, su velocidad aumenta y se transporta más hielo hacia el mar.

Esto puede observarse, de acuerdo con LM Neuquén, en que la Antártida y Groenlandia, por ejemplo, estén derritiéndose y provocando un aumento en el nivel del mar. De ahí a que las ciudades del mundo que estén sobre la costa resulten afectadas, donde podría derivar en un aumento de más de 28 centímetros del mar a nivel global.

Lea también: Cambio climático: Extinción de plantas en la Selva Negra en Alemania

Desde El País agregan otro efecto, que será el aumento de la temperatura mundial en casi otro medio grado. Es decir, el deshielo que provoca el calentamiento global, al mismo tiempo, puede aumentar el calentamiento global. Por ende, este deshielo masivo subiría las temperaturas en 0,43 º como media global.

Al mismo tiempo, desde Energya VM informan que no solamente las ciudades y las costas estarían en peligro, sino también los ecosistemas. El equilibrio ecológico podría acabarse, debido a que el fenómeno del deshielo afectaría el paisaje de los lugares. Entonces, hablamos de un daño a escala global y no solo de uno a nivel regional.  

Al mismo tiempo, la pérdida de hielo sin precedentes de Groenlandia, para National Geographic, es más importante de lo que parece, debido a que genera un efecto “masa” que provocaría el derretimiento continuado de otros lugares. Como se trata de uno de los lugares con mayor nivel de hielo en el mundo, su cuidado será fundamental para preservar el planeta.