fbpx

Opinión: En medio de la crisis, las mujeres han tomado el liderazgo

El papel de varias mujeres jefas de Estado ha sido exaltado en todo el mundo.

Canciller alemana Ángela Merkel

Angela Merkel, ha obtenido grandes resultados en comparación con el promedio de la Unión Europea. / Foto: DPA

LatinAmerican Post | Santiago Goméz Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Opinion: In the midst of the crisis, women have led the world

Han sido las lideresas que se han impuesto por encima de la política y se han dejado guiar por la ciencia. Y es que en momentos de incertidumbre mundial, llena de conjeturas, fake news y populismo; la Ciencia es la única que puede llevar real tranquilidad y cordura.

En junio de este año, la revista Times destacó 11 países que han manejado mejor la pandemia. Entre estos están Alemania, Nueva Zelanda, Taiwán e Islandia , todas, naciones con una mujer jefa de Estado. A pesar de que han pasado más de 6 meses desde esa lista, los resultados siguen avalando el papel de estos Gobiernos comandados por mujeres.

A pesar de que sus países han tenido distintos resultados en cuanto a infectados, Angela Merkel, Jacinda Ardern, Tsai Ing-wen y Katrin Jakobsdóttir son la muestra de que las mujeres como jefes de Estado son una realidad y una garantía; y no una "cuota" o una muestra de inclusión.

Ya no es noticia ver que Nueva Zelanda es uno de los países que mejor ha contenido la pandemia y le ha permitido abrir nuevamente sus comercios. Llena de nostalgia ver en redes sociales cómo esa nación de Oceanía mantiene una normalidad que parece cada día más distante en el resto del mundo.

Con una reelección en medio Ardern se ha convertido en la cara más popular en contención de esta crisis. Sus medidas oportunas y rápidas hicieron que este país se pudiese confinar rápidamente y contener la primera ola de infectados.

Lea también: ¿Evitamos hacer las cosas que nos gustaban antes del coronavirus?

Por su parte, la incansable Angela Merkel, ha obtenido grandes resultados en comparación con el promedio de la Unión Europea. Una tasa de mortalidad menor al 2%, menor a Francia, (2,46%), Bélgica (2,98%),  Reino Unido (3,26%), España (2,71%), Italia (3,52%), entre otras naciones vecinas. Pero lo que más asombró fue que asumió (casi sin quererlo) el rol de lideresa de occidente (puesto abandonado por Donald Trump) y fue dando la pauta al mundo (no solo a Europa).

Sus anuncios serios, sustentados y honestos, hicieron que "mamá Merkel" nos hiciera ver la realidad de la crisis que se avecinaba y nos dio confianza ante estas dificultades.

Mientras tanto Tsai Ing-wen y Katrin Jakobsdóttir, aprovecharon las ventajas que trae ser una isla en el pacífico y en el atlántico, respectivamente,  para evitar en mayor medida los casos importados. Pero sus acciones que llevaron a buenos resultados no terminan ahí.

Taiwán fue de los países que mejor utilizó el rastreo de contacto con infectados para poder encerrar los brotes y así tener excelentes resultados desde el principio. Advirtiendo que esta isla es vecina de China y fue de los primeros países en afrontar esta pandemia, cuando hasta el momento poco se conocía del virus. Taiwán solo registra 8, sí, 8 muertes por coronavirus desde el inicio de la pandemia.  Esto, en una población mayor a 23 millones de personas... similar a Australia (24 millones y 908 muertos).

Islandia también implementó programas gratuitos de testeo masivo para identificar pacientes asintomáticos que permitió evitar contagios. Los resultados son: 28 personas fallecidas por COVID desde marzo en esta isla con 364.000 habitantes.