fbpx

Así responde Biden ante la migración de la frontera sur de Estados Unidos

La Casa Blanca intenta tener una postura mucho menos conflictiva y racista hacia los migrantes, pero esto ha incrementado los solicitantes de asilo en la frontera sur

Joe Biden

Durante la campaña, la comunidad latina demócrata había obligado y exigido al entonces candidato Biden que tuviese una postura mucho más amigable con los migrantes. Foto: Reuters

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Biden's response to the migration of the southern border of the United States

La llegada a la Casa Blanca significó un alivio y esperanza para varios migrantes indocumentados dentro de los Estados Unidos y para los miles de centroamericanos que sueñan con emigrar al país del norte. Durante campaña, la comunidad latina demócrata había obligado y exigido al entonces candidato Biden que tuviese una postura mucho más amigable con los migrantes.

Sin embargo, esta intención y este nuevo discurso desde Washington fue entendido como el momento oportuno para migrantes. Según cifras de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, durante el cambio de administración, hubo un aumento del 28% en detenciones, 61% en llegada de menores no acompañados y 163,9% en familias. Por ahora, la estrategia de Biden ha sido devolver a aquellos que viajan con sus padres y ha recibido a cerca de 14.000 menores que llegaron solos. 9.500 están bajo protección del Departamento de Salud y 4.500 por Aduanas y Protección.

México sigue siendo el principal aliado de EE.UU.

Tal como lo hizo Donald Trump, Biden encuentra en Andrés Manuel López Obrador el principal aliado para poder contener este incremento de solicitudes de asilo. Coincidencialmente (como se quiere hacer ver) el mismo día en que Estados Unidos oficializa el envío de vacunas a México, el país azteca cierra sus fronteras con motivos de salud pública relacionado con el coronavirus. Esto, pese a que llevamos más de un año de pandemia y México aún no había tomado este tipo de medidas.

Lea también:¿Por qué Donald Trump no piensa formar un nuevo partido?

AMLO y Biden ya están trabajando en medidas a corto plazo. De acuerdo con ambos gobiernos, Estados Unidos invertirá 4.000 millones de dólares en proyectos de desarrollo en el triángulo norte (El Salvador, Honduras y Guatemala). Sin embargo, es poco probable que estas medidas logren resultados inmediatos y esto será acompañado con una migración más dura desde México. López Obrador deberá jugar como policía malo para dejarle el papel de policía bueno a Biden, algo similar al papel que juega Turquía y la Unión Europea con los migrantes sirios.

Este papel, el presidente mexicano ya lo conoce. Desde la administración de Donald Trump, AMLO fue pieza fundamental en la política migratoria estadounidense. Sin embargo, ahora, con un presidente demócrata, puede pedir y exigir mayores beneficios, tanto en recibimiento de solicitantes de asilo, como de ayudas para el desarrollo en México y en Centroamérica.

Migración: Biden, muy similar a Trump en la práctica

Hasta el momento, la administración de Biden ha mantenido una presidencia distinta en materia de política internacional en comparación con su antecesor. Bombardeos en Medio Oriente y postura dura con Putin son una muestra de un Gobierno similar al de Obama y distinto al de Trump.

Sin embargo, en materia de migración, los cambios son teóricos y discursivos, pero muy leves en la práctica. Es verdad que el nuevo mandatario detuvo la construcción del muro, ordenó la reunificación de los niños migrantes y pidió revisar los programas migratorios cancelados por Trump. Pero, las deportaciones continúan y los solicitantes de asilo aun no tienen una ruta clara y rápida. La respuesta ha sido "No les estamos diciendo que no vengan. Les decimos que no vengan ahora", como declaró Alejandro Mayorkas, el secretario de Seguridad Interna de los Estados Unidos.

Pero, muchos de los migrantes no se pueden dar el lujo de esperar a que Biden y su administración encuentren el momento oportuno para esto (si es que llega). Evidentemente los demócratas no se esperaban el aumento de detenciones y migrantes en la frontera sur tan pronto, pero él es presidente y deberá darle un manejo rápido, oportuno, adecuado y en concordancia con sus promesas de campaña.