fbpx

Latinoamérica celebra el día del trabajo con alto desempleo

Latinoamérica marca un récord histórico de 41 millones de desempleados como consecuencia de la pandemia del COVID-19.

Hombre con máscara cargando una caja

La Organización Mundial del Trabajo estimó el año pasado, en medio de la pandemia, que Latinoamérica y el Caribe alcanzarán la cifra récord de 41 millones de adultos desempleados. Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Carlex Arujo

Escucha este artículo


Read in english: Latin America celebrates Labor Day with high unemployment

En noviembre de 1884, se celebró en Chicago el IV Congreso de la American Federation of Labor, en el que se propuso que a partir del primero de mayo de 1886 se obligaría a los patronos a respetar la jornada de 8 horas so pena de huelga. Como consecuencia, Andrew Johnson, el entonces presidente de los Estados Unidos, promulgó la llamada Ley Ingersoll, estableciendo las 8 horas de trabajo diarias. Como esta ley no se cumplió, las organizaciones laborales y sindicales de Estados Unidos se movilizaron ese 1 de mayo de 1886. La huelga duró 4 días, cuando detonó la revuelta en Haymarket. Estos hechos acabaron con miles de trabajadores despedidos y heridos (algunos sentenciados a la horca). 

Un día del trabajo sin trabajo

La tasa de desempleo para el mes de febrero de 2021 fue 15,9%, según cifras del Gobierno Colombiano. Esto significó un aumento de 3,7% frente al mismo mes del año anterior (12,2%). La tasa global de participación se ubicó en 61,6%, lo que representó una reducción de 1,6% frente a febrero del 2020 (63,2%). La tasa de ocupación fue 51,8%, presentando una disminución de 3,7% respecto al mismo mes del 2020 (55,5%), de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadístcas de Colombia.

 

Este panorama no es solo de Colombia, es de toda la región. La Organización Mundial del Trabajo estimó el año pasado, en medio de la pandemia, que Latinoamérica y el Caribe alcanzarán la cifra récord de 41 millones de adultos desempleados, tirando a la basura todo el avance que se venía registrando en los últimos años. La misma OIT advierte que esto profundizará la desigualdad y la pobreza en esta zona. 

 

Continúa la lucha de género

Por otra parte, la lucha por la igualdad de género en el mercado laboral continúa. Según el informe "Hechos y cifras: Empoderamiento económico", del Portal Web Oficial de la ONU Mujeres, las mujeres aún ganan menos que los hombres que desempeñan similares tareas. En la mayoría de los países, las mujeres en promedio ganan sólo entre el 60 y el 75% del salario de los hombres. Se estima que en todo el mundo, las mujeres podrían aumentar sus ingresos hasta en un 76% si se superara la brecha en la participación del empleo y la brecha salarial entre géneros. 

Sin embargo, las mujeres tienen una responsabilidad desproporcionada con respecto al trabajo no remunerado de cuidados que prestan a otras personas. Por ejemplo, tienen funciones como amas de casa o el cuidado de ancianos, niños o enfermos. Las mujeres dedican entre 1 y 3 horas más que los hombres a las labores domésticas, entre 2 y 10 veces más de tiempo diario a la prestación de cuidados y entre 1 y 4 horas diarias adicionales en las actividades de mercado.

 

¿Cómo los derechos laborales vulneran el trabajo informal de las mujeres?

Para las mujeres, las probabilidades de trabajar en el sector del empleo informal son más altas que para los hombres. En Asia meridional, más del 80% de las mujeres en empleos no agrícolas se desempeñan en el sector informal; en el África subsahariana, el 74% y en América Latina y el Caribe, el 54%. En las zonas rurales, muchas mujeres obtienen su sustento de la actividad agrícola de pequeña escala, casi siempre de manera informal y a menudo sin remuneración, de acuerdo con un informe denominado " Hechos y cifras: Empoderamiento económico",  de ONU Mujeres.

Lea también: Latinoamérica endeudada: las cuentas pendientes

Adicionalmente, son más las mujeres que los hombres con empleos vulnerables, de baja remuneración o subvalorados. Hasta 2013, el 49,1% de las mujeres trabajadoras del mundo se encontraba en situación de empleo vulnerable, a menudo sin protección de las leyes laborales, frente al 46,9% de los hombres. Las mujeres tenían muchas más probabilidades que los hombres de desempeñarse en empleos vulnerables en Asia oriental (50,3% frente al 42,3% de los hombres), sudeste asiático y el Pacífico (63,1% frente al 56%), Asia meridional (80,9% frente al 74,4%), Norte de África (54,7% frente al 30,2%), Oriente Medio (33,2% frente al 23,7%) y África subsahariana (casi 85,5% frente al 70,5%).

 

 

Panorama a futuro

La CEPAL pronostica un 2021 más favorable para las economías emergentes de esta zona. Perú (9,0%), Panamá (5,5%), Bolivia (5,1%), Chile, Colombia y República Dominicana (las tres con 5,0%) se ven como los países que jalarán la mejoría económica y, junto con ella, el empleo en este segundo año de pandemia. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe espera que los programas de vacunación y las medidas sanitarias logren estabilizar a la región.