fbpx

Conoce las tendencias de consumo sostenible para este 2021

Estas son las tendencias de consumo sostenible más importantes del 2021.

Paneles solares

Las circunstancias han impulsado las tendencias de consumo sostenibles mediante las redes sociales, debido al aumento de información sobre nuevos productos y hábitos saludables. Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Yuhelis Merida

Escucha este artículo


Read in english: These are the sustainable consumption trends for 2021

La tendencia del consumo sostenible adquirió más relevancia por la sensibilidad generada por el coronavirus. Por ello, las potencias mundiales lideran campañas para concientizar a la población sobre temas ecológicos, como alargar la vida de productos existentes y mejorar la calidad de la existencia humana, dándole valor a la preservación de la salud de cada habitante.

Estas medidas se comenzaron a gestionar hace algunos años, pero las circunstancias han impulsado las tendencias de consumo sostenibles mediante las redes sociales, debido al auge informativo sobre nuevos productos y hábitos saludables.

La comunicación ha jugado un papel fundamental a partir del inicio de la cuarentena obligatoria y posteriormente, parcial en algunos países. Por lo tanto, la atención se centró en los medios audiovisuales. Además, siguió aumentando la interacción en las redes sociales, así como el contenido que estas cuentas empezaron a generar. Los portales de noticias no solo crecieron en el primer año de pandemia por el aumento de casos de coronavirus a nivel mundial, sino que distintos temas comenzaron a ser más relevantes.

Las siete tendencias de sostenibilidad más importantes

  1. Las empresas adquieren nuevos compromisos climáticos:

Al buscar limitar el aumento promedio de la temperatura global a 1,5ºC y lograr emisiones limpias para el año 2050, las organizaciones vislumbran un futuro más ecológico y su visión principal es restringir sus propias emisiones. 

  1. Los inversores globales apuestan por la sostenibilidad:

Las compañías pioneras se suman a esta nueva tendencia buscando captar la atención mundial de inversores y consecutivamente, logran firmar manifiestos para que los gobiernos se comprometan cada vez más a favor del cambio climático.

La Unión Europea posee un plan de acción para iniciar una campaña informativa sobre el riesgo climático, que forma parte de un nuevo conjunto de regulaciones. El Parlamento Europeo pidió tres objetivos vinculantes: “una reducción de al menos el 40% de las emisiones nacionales de gases de efectos invernadero en comparación con los niveles de 1990; un porcentaje del 35%  de fuentes de energías no renovables en el consumo final de energía; y aumento del 40% en la eficiencia energética”.

Lea también: Sí es posible reducir las emisiones de metano en 10 años

En la Conferencia de París sobre el cambio climático celebrada en 2015, se añadió que es necesario y de manera urgente “regular y limitar de forma efectiva las emisiones procedentes de la aviación y el transporte marítimo internacionales”

  1. La compra de energía renovable es cada vez más constante:

Avanza con gran fuerza marcando un antes y después en el mercado mundial. La energía renovable es una tendencia atractiva para los contratos de compraventa, que se incrementará durante este año.

El banco holandés ING explica que “el Covid ha tenido un leve impacto en las perspectivas de crecimiento para la energía solar y eólica. Se espera que este año el mercado europeo tenga un sólido crecimiento del 8% y el 13%, respectivamente, en términos de capacidad añadida”.

Una de las grandes ventajas que tiene la industria es el respaldo de distintos gobiernos, que atraen a los inversionistas al tener un respaldo para el sector. Estos procesos permiten que las empresas puedan ofrecer su generación eléctrica libre de emisiones, garantizando un precio fijo y conveniente para asegurar una gran cantidad de contratos a largo plazo y evitando precios volátiles en el mercado mundial. 

  1. Nuevas tecnologías transformadoras:

Se vislumbra una era de tecnología renovadora al permitir que surjan nuevas oportunidades y modelos comerciales mediante vías físicas y virtuales. Los activos como vehículos eléctricos, turbinas eólicas, almacenamiento de baterías, fotovoltaicas, microrredes y algunos recursos de energía distribuida se suman a las soluciones digitales, específicamente, la inteligencia artificial, el blockhain y la big data para lograr que las grandes empresas sean sostenibles, eficientes, rápidas y seguras.

El internet y la conectividad continuarán en auge, mostrando que  se acorta la distancia y que lo imposible ahora es posible.

  1. La reducción de las emisiones de carbono como prioridad:

Esta tendencia surgió en 2019, convirtiéndose en un movimiento prioritario para algunos países durante el año 2020 y busca afianzarse a lo largo de este año; dada la importancia que tiene para la preservación del medioambiente. Entre los países pioneros de este cambio están Estados Unidos, Reino Unido, Japón, China y la Unión Europea.

En la Cumbre Mundial del Clima celebrada en Estados Unidos, se reafirmaron acuerdos y nacieron nuevos compromisos. El presidente Joe Biden dio el primer paso al afirmar que disminuirá “a la mitad” las emisiones de gases de efecto invernadero de su país para el año 2030. China, la nación más contaminada del mundo, anunció una reducción progresiva del consumo de carbón entre el período 2026 – 2030. En América Latina, el presidente Jair Bolsonaro se comprometió con el proceso y prevé que sucederá como fecha límite hasta el 2050.

  1. Economía circular:

Las empresas han comenzado a buscar oportunidades hasta identificarlas como viables para adoptar modelos comerciales circulares. Por lo tanto, una de las tendencias emergentes del 2021 en el ámbito empresarial son las estrategias asociadas al reciclaje y la extensión de la vida de los productos.

La ONU afirma que la economía circular “ofrece un marco de soluciones sistemáticas para el desarrollo económico abordando profundamente la causa de retos mundiales como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el incremento de residuos y de contaminación”.

Esto implica una oportunidad de crecimiento distinta que le aporta más valor al mundo, que tendrá un impacto positivo directo en la lucha contra el cambio climático y la prevención de residuos, apostando a que las empresas incluyan el mantenimiento, la reutilización, la remanufactura y el reciclaje en su gestión organizacional.

  1. Las microrredes ecológicas avanzan progresivamente:

Estas comienzan a garantizar el acceso a un suministro de energía estable, segura, fiable y eficaz en zonas de crecimiento e incluso en regiones con escasez energética. Este sistema de generación eléctrica bidireccional permite la distribución equitativa de la electricidad desde los proveedores hasta los consumidores, mediante la tecnología digital. Esto favorece la integración de fuentes de origen renovables, que tendrán como objetivo ahorrar energía, reducir costes y aumentar la fiabilidad.