fbpx

¿Qué hay detrás de la escasez mundial de energía?

Aquí le contamos como la alta demanda de gas natural está produciendo una escasez mundial de energía.

Torres de energía

Una posible escasez de energía está poniendo en alerta al mundo, pues los principales exportadores de gas natural podrían poner restricciones en los suministros de este recurso. Foto: Pixabay

LatinAmerican Post | Brandon Martínez Salazar

Escucha este artículo


Read in english: What Is Causing The Global Energy Shortage?

Una posible escasez de energía está poniendo en alerta al mundo, pues los principales exportadores de gas natural podrían poner restricciones en los suministros de este recurso, cuyas consecuencias van desde cierres en algunos sectores de la economía hasta aumentos en las tarifas del servicio eléctrico.

Lo anterior supone una situación preocupante sobre todo para los países del hemisferio norte, donde se aproxima la temporada de invierno y, por lo tanto, una alta demanda de calefacción en los hogares. Esta creciente desesperación representaría un duro golpe en Asia, Europa y América Latina, regiones geográficas que apenas se están recuperando de la crisis económica producida por la pandemia.

Así mismo, fabricantes de productos como químicos, acero, cerámica y otro tipo de bienes necesitan de cantidades exorbitantes de energía para poder desarrollar sus operaciones comerciales, pero ya ven afectadas las ganancias y el funcionamiento de sus empresas, puesto que estarían obligados a reducir su rendimiento y la capacidad productiva.

¿Qué tiene que ver el gas natural con una posible crisis energética en los próximos meses? La respuesta a este interrogante es muy simple, se debe a la popularidad que en los últimos años ha tenido el gas natural como alternativa para generar energía eléctrica. El hecho es que muchos países han optado por este combustible debido a que genera menos emisiones de gases tipo invernadero que el carbón. Esto lo hace una forma de energía limpia, más amigable con el medio ambiente.

Lee también: Plantas para capturar carbono: una oportunidad para combatir el cambio climático

Por otro lado, Estados Unidos, el mayor exportador de gas natural en el planeta, ha logrado sacar ventaja de la demanda mundial por este recurso. Sin embargo, el alza en los precios del suministro en el país norteamericano ha servido de excusa para frenar los envíos al exterior y, por ende, poner en jaque a los países que dependen del mismo para producir energía.

Entre tanto, Corea del Sur, por primera vez desde el 2013, aumentó los precios en las facturas. España por su parte retiró los beneficios al sector para ayudar a los consumidores, lo que ha agudizado la crisis para atender la demanda. 

¿El futuro prometedor de la energía está en China?

China es el mayor importador de gas natural en el mundo y su demanda por este recurso ha aumentado un 13% debido a que el grande asiático ha estado desarrollando planes de limpieza en el medio ambiente con el abandono del carbón como fuente de energía.

No obstante, ante tal acontecimiento de escasez, los chinos ya han diseñado un reactor nuclear que promete ser la solución a la generación de electricidad y que posiblemente terminará siendo la mejor alternativa para los países en el 2030.

Esta primera planta nuclear experimental que inició China meses atrás, genera energía desde sal fundida con torio liquido en vez de uranio. Una verdadera revolución a los reactores tradicionales pues dicho generador no requiere agua y podrá funcionar perfectamente en regiones desérticas como Taklamakan, conocido popularmente como “el mar de la muerte”.

De acuerdo con Forbes “El torio es un metal plateado radiactivo que lleva el nombre del dios nórdico del trueno, es mucho más barato y más abundante que el uranio, y no se puede utilizar fácilmente para crear armas nucleares”.

De esta forma China pretende desentenderse totalmente del carbono para el 2060 con la implementación de este prototipo.