fbpx

¿Políticas migratorias de Centroamérica y México para reducir el número de migrantes ilegales?

A través de diversas políticas migratorias y proyectos, México lidera el plan para reducir la migración ilegal en una de las regiones con mayor movilidad en el mundo.

Caravana de Migrantes en 2021

Foto: PrensaLibre

LatinAmerican Post | Luis Angel Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: Could The Migratory Policies Of Central America and Mexico Reduce The Number Of Illegal Migrants?

La reapertura de fronteras, el aumento de la movilidad y el cambio en la política migratoria estadounidense han causado que los números en este tema vuelvan a la "normalidad". De acuerdo con el Woodrow Wilson International Center for Scholars, casi el 50% de la población centroamericana se encuentra en el rango de edad que más emigra, es decir 15 431 346 millones de personas. En este contexto, México es la principal ruta hacia el "sueño americano", por lo que ha iniciado una estrategia para reducir la migración centroamericana "atacando los problemas que la originan", según palabras del presidente mexicano.

El respaldo de Biden a la visión migratoria de López Obrador

Aunque la relación entre Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador fue buena a nivel personal, dos temas generaron fricciones entre ambos gobiernos: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la migración. Este último fue crucial, ya que Trump amenazó con imponer duros aranceles a los productos mexicanos si el gobierno mexicano no ajustaba sus acciones en materia migratoria a lo que dictaba el presidente estadounidense. Al final, en contra de su política de migración atacando sus causas, López Obrador cedió: blindó la frontera sur con la Guardia Nacional y endureció las medidas en contra de la migración centroamericana, principalmente, que en respuesta se organizó en las llamadas "caravanas migrantes". 

Con la llegada de Biden al poder, la política estadounidense coincidió con la de México en combatir la migración a través de sus causas y no sólo de manera punitiva. De acuerdo con Human Rights Watch, el próximo 23 de mayo supondrá el fin del polémico Título 42, que utilizando la pandemia como pretexto, permitía la expulsión rápida de solicitantes de asilo al país de último tránsito: México. Con este pretexto, desde 2020 han sido expulsadas 1.7 millones de personas, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP). Con este respaldo, en la Cumbre de Líderes de América del Norte de noviembre de 2021 el gobierno estadounidense acordó cofinanciar el programa "Sembrando Oportunidades" para combatir la migración ilegal con un enfoque humanitario a través de una inversión de 4 mil millones de dólares. 

El Tren Maya, el impulso al comercio con Centroamérica

Una de las obras clave del gobierno mexicano es el Tren Maya, que se construye en el sur del país, principalmente en la Península de Yucatán que engloba sitios arqueológicos, zonas turísticas como la Riviera Maya y paraísos naturales como la selva. Su intención es impulsar el desarrollo económico del sur del país, uno de los que presentan mayor atraso. El tren será turístico y de carga, López Obrador ha declarado también que el Tren Maya deberá impulsar el desarrollo económico de Centroamérica gracias al intercambio comercial que puede generar, incluso Guatemala se ha planteado conectar al país con el tren mexicano. El inicio de operaciones del Tren Maya está proyectado para diciembre de 2023, por lo que el impulso económico que pueda generar será a mediano y largo plazo.

"Jóvenes Construyendo el Futuro" y "Sembrando vida"

Jóvenes Construyendo el Futuro consiste en el otorgamiento de becas mensuales hasta por un año a jóvenes entre 18 y 29 años, quienes deberán cumplir una cuota de horas semanales como practicantes en alguna pequeña, mediana o gran empresa, así como en dependencias gubernamentales. Los jóvenes reciben en 2022 $260 USD mensuales en México. En Centroamérica el programa inició en 2019 en El Salvador y ha llegado a 10 mil personas que reciben $180 USD mensuales, ahora el programa se duplicará en el número de beneficiados según lo anunció el gobierno de México tras la reciente visita de López Obrador a la región. El programa está presente también en Honduras y Guatemala, pero se extenderá ahora a Belice y en poco tiempo al Caribe en Cuba y Haití. El presupuesto del programa no proviene totalmente de México, es un cofinanciamiento con los países centroamericanos a la espera de la aportación estadounidense que no se ha entregado. En México, JCF ha tenido una aceptación mixta, por un lado se ha reconocido como una plataforma para que los jóvenes obtengan empleo tras terminar la capacitación, y por otra parte se han denunciado irregularidades.

Sembrando vida es un programa está orientado a dar recursos a productores para sembrar árboles maderables o frutales con el fin de regenerar el tejido social, impulsar la economía de las comunidades, rescatar el campo y proteger el ambiente. En México reciben $250 dólares mensuales, el programa se ha extendido por Guatemala, Honduras, El Salvador y ahora Belice. También se incluye un acuerdo arancelario preferente para que se impulse el intercambio de productos generados en los países de la región. 

También puedes leer: Donald Trump reutiliza su fórmula electoral: México el enemigo externo

Trabajadores fronterizos

Por último, México busca dar un trato humanitario a los migrantes (el mismo que desearía para sus propios migrantes en Estados Unidos). México anunció que los trabajadores de Guatemala y Belice que laboren en el sur de México serán beneficiados con la obtención de la Clave Única de Registro de Población (CURP) que les dará identidad y acceso a servicios sociales y financieros, entre ellos el acceso al Instituto Mexicano del Seguro Social, la institución de salud de los trabajadores mexicanos. Así, el presidente mexicano busca ampliar los programas sociales que tiene en su país hacia Centroamérica, algo que le ha redituado en severas críticas de la oposición y la opinión pública porque serán pagados en parte con recursos de México. Aún es temprano para la evaluación de los resultados y verificar si la migración se ha reducido de forma significativa, además de si el sucesor de López Obrador en la presidencia en 2024 seguirá adelante con los programas.