fbpx

Crean un automóvil eléctrico que limpia el aire mientras lo conduces

Un equipo de estudiantes de la Universidad Tecnológica de Eindhoven, en los Países Bajos, creó el prototipo de un vehículo que absorbe dióxido de carbono (CO₂) al ser utilizado.

Carro eléctrico 'Zem'

Foto: Universidad Técnica de Eindhoven

LatinAmerican Post | Joshua Radesca

Escucha este artículo


Read in english: Dutch Students Create an Electric Car that Cleans the Air While You Drive it

La industria automotriz es una de las más contaminantes del mundo, genera diversos gases que impactan de modo negativo en el equilibrio ambiental de todo el planeta. Uno de los más nocivos es el dióxido de carbono (CO₂). La Agencia de Protección Ambiental de Los Estados Unidos asegura que este es el principal gas de efecto invernadero que se emite a raíz de las actividades del ser humano. También afirma que “la combustión de combustibles fósiles como la gasolina y el diésel para transportar personas y mercancías fue la fuente de emisiones de CO₂ más grande en el año 2017, aproximadamente el 34,2% del total de emisiones de CO₂ en EE. UU.”.

Ante esto, los carros eléctricos desde hace años se han presentado como una opción más sana para el medio ambiente, ya que no emiten los gases nocivos de los motores a combustión. Un equipo de estudiantes de la Universidad Tecnológica de Eindhoven ha querido dar un paso adelante en el desarrollo de la tecnología automotriz de bajo impacto ambiental y creó un carro eléctrico con la capacidad de recolectar CO₂ mientras se conduce. Así, este automóvil, bautizado como Zem, no solo no contamina, también ayuda a purificar el ambiente.

En este artículo, te contaremos lo que debes saber sobre este innovador automóvil.

Limpiar el aire mientras se conduce

TU/ecomotive, el equipo estudiantil tras Zem, ha logrado la proeza de crear un automóvil que en lugar de emitir CO₂, lo captura y ayuda a limpiar el aire. Para ello se valieron de una tecnología denominada “captura directa de aire”, la cual funciona con filtros. “La idea es muy simple: mientras conduces, el aire se moverá a través de nuestros filtros de diseño propio y el CO₂ será capturado y almacenado”, explican los creadores.

Según informa el portal The Daily Beast, el prototipo logra absorber aproximadamente dos kilogramos de dióxido de carbono después de viajar unas 20.000 millas. Por su parte, los creadores afirman que tras este primer avance, se puede ampliar la capacidad de esta tecnología. Igualmente, aseguran que su uso masivo tendría un impacto significativo en la reducción de las emisiones de efecto invernadero.

Lea también: Aumento en el tiempo de pantalla de los niños de primaria ¿Cuáles son las consecuencias?

El compromiso por minimizar el impacto ambiental

Un automóvil en su fabricación, uso y desecho produce agentes contaminantes. Los creadores de Zem se enfocaron en reducir al máximo posible los residuos contaminantes que pudieran generarse en el desarrollo de su prototipo. Por ello, en la fase de elaboración se sirvieron de impresoras 3D. Esto permitió crear el monocasco y los paneles de la carrocería de la forma exacta que se necesitaban. Así, casi no se produjo material de desecho. En su periodo de uso, como ya se ha indicado, el vehículo no genera gases contaminantes y también limpia el aire. Finalmente, en la etapa de desecho, los componentes del vehículo están pensados para que sean reutilizables y de fácil reciclado. Todo lo anterior crea un contraste importante, entre las emisiones de CO₂, que implica la construcción, uso y descarte de este carro en comparación a los automóviles convencionales.

“Nuestra ambición a largo plazo es que el automóvil se vuelva completamente neutral en CO₂ en todas las fases de la vida”, dicen los creadores.

Carga bidireccional alimentada por paneles solares

El equipo tras Zem planea dotar al vehículo con una tecnología de carga bidireccional. Esto significa que el automóvil servirá como una batería externa que podrá proporcionar energía a casas. Para ello, combinarán la tecnología de carga bidireccional con paneles solares ubicados en el techo del auto.

Un reto para las grandes empresas del sector

Este proyecto no solo busca innovar a nivel tecnológico, también pretende retar a la industria. “Estamos inspirando a la industria automotriz a analizar el ciclo de vida completo de sus automóviles”, aseguran los responsables del proyecto. “Queremos desafiar a la industria con este automóvil conceptual, si es posible que 30 estudiantes creen un automóvil sostenible en un año, ¿por qué la industria no toma medidas importantes?”.

En definitiva, esta es una tecnología bastante prometedora. Si llegara a optimizarse e implementarse a gran escala, podría trazar un nuevo rumbo para la industria automotriz y su peso en el medio ambiente.