fbpx

Energía undimotriz: Iniciativas en el mundo para aprovechar las olas del mar

La energía obtenida de las olas del mar se perfila como un campo con muchas posibilidades para proyectos sostenibles.

Conversor de energia undimotriz en el Puerto de Peniche, en Portugal

Foto: Ing. guido grassow

LatinAmerican Post | Daniel Alejandro Vergara

Escucha este artículo


Read in english: Wave Energy: Initiatives in the World to Take Advantage of the Waves of the Sea

Con la actual crisis climática, diariamente se realizan investigaciones y esfuerzos por crear nuevos tipos de energías limpias y renovables que permitan abandonar los combustibles fósiles y las prácticas energéticas que afectan al medio ambiente. Es por ello que, en diversas partes del mundo, desde hace algunos años se ha comenzado a hablar de energía undimotriz, un tipo de energía ambientalmente sostenible generada por el movimiento de las olas en los océanos.

Según la investigadora Christine Miller, la idea de extraer energía de las olas viene desde comienzos del siglo 21. Sin embargo, no existía la tecnología necesaria para desarrollar algún tipo de artefacto o invención. En el año 2000 se instaló en una costa de Islay, Escocia, un primer prototipo comercial de energía undimotriz, que posteriormente sería conectado a la red eléctrica de la isla. Paulatinamente, con esfuerzos públicos y privados se han comenzado a crear nuevos proyectos en el resto del mundo.

Aunque no es uno de los sectores de la energía renovable más conocidos y trabajados, actualmente existen 4 proyectos que están generando resultados importantes en diversos países:

Wave Line Magnet:

Es un generador de energía creado por la empresa Sea Wave Energy Limited. Su aspecto es similar al de una espina dorsal y se compone de varias columnas flotantes y flexibles capaces de seguir a la perfección el movimiento de las olas. En el portal Wolrd Energy Trade se afirma que este dispositivo puede generar hasta 100 MW de potencia y su coste de producción es bajo porque se puede fabricar con plásticos reciclados. Sin duda alguna, el Wave Line Magnet resuelve una de las principales problemáticas de las energías renovables, los altos costos vs. la producción de energía.

Te sugerimos leer: Medio ambiente limpio, sano y sostenible: un nuevo derecho humano

Wave Swell:

Este generador es totalmente diferente al anterior, se basa e inspira en un espiráculo y está fijo desde el fondo del mar hasta la superficie. La unidad permite la entrada y salida de las olas pero, capta el aire generado de estas para empujar diversas turbinas. El proyecto se ha probado en el estrecho de Bass en Australia y durante 1 año ha suministrado energía para la población local. En una entrevista para World Energy Trade, el director general de Wave Swell, Paul Geason, afirmó que el generador había alcanzado tasas de conversión del 48%, indicadores que superan a otros proyectos de energías limpias y renovables.

EWP-EDF ONE:

Es el nombre del proyecto que recientemente se instaló en las costas de Tel Aviv, Israel, por la empresa Eco Wave Power. La unidad consiste en el uso de flotadores que captan el movimiento de las olas y generan energía. Desde el 1 de agosto y luego de las pruebas del proyecto piloto, se están gestionando los permisos y acciones necesarias para conectar las unidades flotantes a la red local y nacional eléctrica de Israel.

Ocean Renewable Power Company (ORCP) :

Esta empresa, con filial en Chile, ha llegado a un acuerdo para instalar un sistema generador de electricidad undimotriz en la municipalidad de Chile Chico en la Patagonia. La comunidad está muy atenta porque en 2023 probablemente sea la primera o una de las pocas en toda la región de América Latina que usa la energía de las olas como fuente parcial de electricidad.

El dispositivo que se instalará es un RivGen Power que ya se está utilizando en Alaska y que según World Energy Trade es el proyecto hidrocinético más largo de toda América. Según el director ejecutivo de ORCP, Stuart Davies: “el proyecto en la comunidad de Igiugig – Alaska- ha permitido la reducción del uso de diésel como fuente de energía. La instalación de un segundo dispositivo, junto con un sistema de almacenamiento de energía y controles de micro redes inteligentes, está permitiendo este año a la comunidad reducir su consumo de gasóleo entre un 60% y un 90%”.

Este proyecto es importante para Latino América, ya que de su funcionamiento depende que la región y sus gobiernos sigan abriendo las puertas a energías renovables como la energía undimotriz. Así mismo, este nuevo sector energético está demostrando que puede superar no solo a las energías tradicionales en cuanto a efectividad, sino que puede entrar al mercado de la energía sostenible con buenos márgenes de rentabilidad.