fbpx

¿Por qué Victoria's Secret le corta las alas a sus ángeles?

The VS Collective es sólo la "punta del iceberg" de la renovación de la imagen de Victoria's Secret.

Adut Akech, Amanda de Cadenet, Eileen Gu, Megan Rapinoe, Paloma Elsesser, Priyanka Chopra, Valentina Sampaio

La reconocida marca ha decidido comenzar una etapa de renovación con la que desea recuperar en el mercado. Fotos: VS Collective

LatinAmerican Post | Luis Ángel Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: Why Does Victoria's Secret Cut Off the Wings of its Angels?

Victoria's Secret ha  representado la cúspide de la moda, en cuanto a lencería se refiere,desde finales del siglo pasado. Sin embargo su reinado se ha visto amenazado por marcas que han sabido entender las necesidades de sus consumidoras. La empresa ha quedado relegada y con una imagen anticuada y hasta contraria a los valores actuales del feminismo. Por ello, la marca ha decidido comenzar una etapa de renovación con la que desea recuperarse en el mercado.

La tendencia es renovarse o morir

Marcas de diferentes sectores señaladas por promover una imágen misógina de las mujeres han tratado de renovarse para adaptarse a la demanda actual. El activismo ha logrado que estas empresas sean conscientes de la problemática que enfrentan. Miss Universo, Playboy y hasta marcas como Barbie, de Mattel, han tenido que reinventarse y dar un enfoque distinto al papel de la mujer para no perder su cuota de mercado.

La situación económica ha sido entonces la mayor motivación de Victoria's Secret para su renovación. En los últimos dos años ha tenido una reestructuración a nivel corporativo, pero también a nivel producto e imagen. Incluso la posibilidad de venta ha sido una constante, aunque la pandemia ha dejado esto en el limbo. No obstante, la compañía ha tenido que asegurar su supervivencia a través de cambios notables que atraigan a las consumidoras.

En febrero de 2020, el Wall Street Journal hablaba de un valor de $1.100 millones de dólares para la empresa de lencería, ante la posibilidad de ser vendida. Tras varios trimestres de pérdidas la pandemia por la COVID-19, la situación empeoró, ocasionando el cierre de 250 tiendas en Estados Unidos y Canadá, sus principales mercados, de acuerdo con Fashion Network. El plan de la compañía L Brands, propietaria de Victoria's Secret, es lograr que en agosto de 2021 la firma de lencería quede separada de L Brands, por lo que los movimientos recientes son cruciales para que sea un éxito.

También puedes leer: 5 celebridades activistas que luchan por los derechos del movimiento LGBTIQ+

The VS Collective

La reestructura no vino solo en el tema económico, ya que el modelo de negocio y el público al que están dirigidos sus productos también se han transformado. De ser una empresa calificada por la futbolista Megan Rapinoe como "Patriarcal y sexista" ahora Victoria's Secret aspira a ser una empresa incluyente con la diversidad en el cuerpo de las mujeres y sus necesidades, además de incluir a la comunidad LGBTIQ+, que también es consumidora de la marca.

La empresa ha creado The VS Collective, que engloba a las mujeres que representan la nueva imagen de la marca y sus nuevos ideales. Desde 2019 fue cancelado el Victoria's Secret Fashion Show, desfile organizado desde 1996 con altos índices de audiencia, que rondaban los 10 millones de espectadores, de acuerdo con Infobae. Sin embargo, en la edición 2018 esta cifra apenas llegó a los 3.3 millones. Desde entonces quedó en el limbo el papel de sus famosas angels, importantes modelos que lucían lo más nuevo de la marca en el desfile.Con la creación de The VS Collective ha quedado claro que las angels como las conocíamos han quedado en el pasado. Ahora la imagen de Victoria's Secret serán siete mujeres: la bicampeona del mundo en fútbol y activista LGBTIQ+, Megan Rapinoe; la actriz india Priyanka Chopra; la modelo y refugiada de origen sur sudanés Adut Akech; la periodista Amanda de Cadenet; la campeona estadounidense en esquí de origen chino, Eileen Gu; la modelo y activista en contra de los cánones de belleza, Paloma Elsesser, y la modelo trans brasileña Valentina Sampaio. 

La firma apunta así a cambiar el concepto de belleza que la ha caracterizado por décadas y a promoverse como una empresa inclusiva. Estas son mujeres de diferentes edades, diversidad étnica y física, pero sobre todo se da énfasis en sus actividades por encima de sus cuerpos. En pocas palabras, desde su empoderamiento como mujeres del siglo XXI que han roto con los esquemas y canones impuestos durante siglos. El papel de las tradicionales angels ahora es incierto y luce más cercano a desaparecer que a volver como lo conocíamos. 

¿Le alcanzará a Victoria's Secret para recuperar su lugar en el mercado?

Aún es prematuro asegurar si la firma recuperará su liderazgo y fuerza en el mercado o si pese a sus esfuerzos está destinada al fracaso. Conceptos como el de Miss Universo han tratado de reivindicar el papel de la mujer y eliminar su imagen negativa, sin embargo los números y la opinión pública no han estado de su lado. En todo caso, Victoria's Secret intenta convencer a sus compradoras de que ya no representan el sexismo, el patriarcado, los estereotipos de belleza y otros efectos negativos asociados a su imagen. ¿Qué mejor manera que hacerlo a través de estas mujeres de The CV Collective que se han esforzado por romper con las barreras del sexismo?