fbpx

Mujeres Premios Nobel siguen estando lejos de la igualdad de género

Desde su primera edición en 1901, las ganadoras solo siguen siendo un pequeño porcentaje a pesar de que sus participaciones aumentan cada año.

Premio Nobel

Haciendo un recuento desde 1901 hasta el 2000, un total de 30 premios Nobel se entregaron a mujeres entre las categorías Física, Química, Medicina, Paz y Literatura. Foto: Piotrus

LatinAmerican Post | Yolanda González Madrid

Escucha este artículo


Read in english: Female Nobel Prize Winners, Still Far From Gender Equality

Las Mujeres Premios Nobel van en aumento en Literatura y Paz, pero muy lejos en Física y Química..

Reconocer a personas o instituciones que hayan llevado a cabo investigaciones, descubrimientos o contribuciones notables a la humanidad es la premisa con la que se entregan los premios Nobel. Si bien se trata de una práctica que conlleva un gran esfuerzo por parte de sus nominados, la participación femenina en el ámbito científico no ha sido muy valorada a lo largo de los años, demostrando así que la entrega de este galardón sigue estando lejos de la igualdad de género. Aquí es donde nos preguntamos ¿Acaso existe una discriminación deliberada? ¿O en realidad las mujeres todavía tenemos escasas oportunidades en el campo?

Haciendo un recuento desde 1901 hasta el 2000, un total de 30 premios Nobel se entregaron a mujeres entre las categorías Física, Química, Medicina, Paz y Literatura. En otras palabras, menos del 5% fueron reconocidas por sus distintas laborales. De hecho, en el siglo pasado era difícil que las mujeres tuvieran acceso a la educación superior e incluso para realizar investigaciones científicas, un escenario que comenzó a cambiar cerca del nuevo milenio. Aún así, el número de mujeres en la ciencia sigue siendo bajo pese a tener mayor participación en la actualidad.

Por su parte, del 2001 al 2021 se ha visto un notable aumento en la entrega de los Nobel con 29 galardones, agregando los dos que recibieron Elinor Ostrom (2009) y Esther Duflo (2019) en la categoría de Economía. Pero que no nos engañe este espejismo, ya que sigue siendo bajo el número de mujeres laureadas y esto en parte se debe también a que el porcentaje de nominadas no supera el 10%, según señaló para BBC Göran Hansson, secretario general de la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

«Obviamente nos preocupa que haya tan pocas mujeres laureadas. Menos del 10% de las nominaciones para los Nobel en Física y Química son para mujeres científicas. No tomamos las nominaciones en proporción porque consideramos cada una. Pero no podemos premiar a alguien que no ha sido nominado», asegura Hansson. Además, también apunta a que el desbalance proviene de las mismas mujeres del comité, quienes tienden a elegir más a los hombres.

Minoría incluso en los comités del Nobel

Para tener una mejor idea de cómo se otorgan los Nobel, cada categoría tiene su propio comité. Suecia y Noruega son los países encargados de esta entrega y según ellos mismos están orgullosos de su reputación como defensores de la igualdad de género. No obstante, un gran detalle que no pasa desapercibido es que incluso las mujeres de los distintos comités siguen siendo minoría. ¿El motivo? La poca presencia femenina en las disciplinas.

A pesar de esto, el panorama luce cada vez más alentador, pues la proporción de mujeres sigue aumentando con el pasar de los años. «Está claro que la situación mejora de manera progresiva, pero lentamente», reconoce Hansson. Asimismo, vale mencionar que los comités no tienen la última palabra para elegir a los ganadores, pero sí tienen el poder de escoger a los nominados.

El Nobel: estadísticas y mujeres latinoamericanas

Hasta la fecha, un total de 58 mujeres han sido reconocidas con un premio Nobel. A esta estadística habría que agregarle que 27 de ellas han debido compartir el reconocimiento con otra persona, lo que también supone dividir el premio económico. Asimismo, el 2009 fue el año donde más féminas (5) fueron galardonadas, un récord que estuvo cerca de igualarse en 2018 y 2020 con cuatro representantes. Por otra parte, Marie Curie es la única mujer en ganar dos Nobel, el de Física en 1903 y de Química en 1911, un hito que comparte con tres hombres.

Entre las categorías con más ganadoras resalta la de Paz con 18 (versus 92 hombres), siendo Bertha von Suttner la primera en 1905 y María Ressa la más reciente en este 2021. Muy de cerca está el de Literatura con 16 (vs 102), destacando a Selma Lagerlöf en 1909 y Louise Glück en 2020. Dichos números son altos si los comparamos con lo que sucede en el ámbito científico.

También te puede interesar: ¿Será posible una Unión Europea en Latinoamérica?

Muchos aseguran que «las matemáticas no son para las niñas», y por ende se incentivan menos a las mujeres a participar en estas aéreas. De hecho, Eva Olsson, única mujer del comité de Física, reconoce que «los modelos a seguir son importantes para inspirar a más jóvenes estudiantes». Justamente, Física y Química son las categorías con mayor desigualdad, teniendo tan solo 4 (vs 214) y 7 (vs 179) ganadoras respectivamente. Y es que al sumar ambas cifras estarían incluso por debajo de Medicina, que cuenta con 12 galardonadas (vs 212).

Por último, no podemos pasar por alto a las dos representantes latinoamericanas. En 1945, la chilena Gabriela Mistral fue reconocida con el Nobel de Literatura por su poesía lírica, la cual -según la propia organización- sirvió de inspiración para los ideales latinoamericanos. Casi 50 años después, en 1992 precisamente, la guatemalteca Rigoberta Menchú Tum recibió el galardón por su trabajo en pro de la justicia social y el respeto de los derechos de los indígenas.

En resumidas cuentas, el número de condecoradas de los premios Nobel tiene una tendencia alcista, pero no deja de estar lejos de la paridad de género, algo que también sucede en otros ámbitos. Ciertamente, a las mujeres se nos exige mucho más en todos los aspectos, tanto así que la igualdad de la que se habla hoy en día solo existe en los papeles y no se ve plasmada en la realidad. Por lo pronto, y para seguir construyendo un mejor futuro, nuestra labor seguirá siendo la de incentivar a las más pequeñas y hacerlas saber que pueden llegar hasta donde ellas deseen.